Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los coches diésel pierden cuota en España

La contaminación y los nuevos motores provocan la caída de las ventas de un 25% desde 2015

Un usuario llena el depósito de su coche de gasolina en una estación de autoservicio en Madrid.
Un usuario llena el depósito de su coche de gasolina en una estación de autoservicio en Madrid.

Detrás de un escaparate en la ronda de Santa María de la Cabeza en Madrid, un concesionario expone una decena de coches de diferentes marcas, tamaños y colores pero con el mismo cartel en los parabrisas: "Motor de gasolina". Desde que Madrid y Barcelona pusieran en marcha los protocolos anticontaminación siguiendo la estela de otras capitales europeas, la venta de los coches diésel ha caído un 25% desde 2015, según datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles (Anfac).

"La gente tiene miedo de no poder circular o aparcar por la contaminación que emiten los diésel. Incluso hay algunos que venden su coche por las posibles restricciones", comenta Fernando Martín, uno de los vendedores de coches del concesionario Argüelles-automóviles. Debido a este cambio de tendencia, las empresas de segunda mano han comenzado a centrarse en los motores de gasolina, especialmente en los turismos urbanos, y a apartar, en la medida de lo posible, los de gasóleo.

La percepción de Martín se repite en la mayoría de los concesionarios de la capital, donde los clientes acuden para asesorarse. "La gente tiene miedo de las leyes y piden motores de gasolina porque contaminan menos y son más baratos", explica el encargado de Dismasu, situado en el polígono de Európolis en Madrid. En 2015 las ventas de los coches diésel supusieron el 62,9% del total y en el primer semestre de 2017 el 47%.

"Siempre he tenido coches diésel, casi siempre Volvo, pero, después de leer en la prensa los problemas de contaminación que tienen, he decidido comprarme uno de gasolina para moverme por Madrid. Gasta menos y es más limpio", comenta Ángel Pérez. Vive en Cáceres, es farmacéutico en Arroyomolinos y cada día realiza más de 50 kilómetros para abrir al público. El año que viene su mujer se jubila y pasará la mayor parte del tiempo en la capital. "No quiero que en un futuro prohíban circular a los coches diésel y no pueda desplazarme por la ciudad", dice.

Los más contaminantes

El humo diésel contiene más de 40 sustancias contaminantes, 15 de ellas cancerígenas, y sus emisiones son 20 veces superiores a la de los motores de gasolina, según indica un estudio de la Agencia de protección Medioambiental de California. Desde el estallido del caso Volkswagen -empresa que trucó en 2015 cerca de 11 millones de automóviles para eludir el límite de emisiones- y la ley Euro6 que reduce el CO2 y los óxidos de nitrógeno un 50% sobre lo permitido en 2009, las preocupaciones de los conductores por el medioambiente han crecido.

Según Anfac, la caída de la venta de los coches de gasóleo no se debe solo a la contaminación y al miedo que generan las regulaciones de los ayuntamientos, sino a la eficacia de los motores de gasolina que empezaron a instalarse en 2007, que es cuando comienza la caída de ventas de los diésel. Estos nuevos motores, más pequeños y de baja cilindrada, pesan menos, lo que permite un mayor ahorro de combustible y, por lo tanto, una menor emisión de CO2, según explica Adolfo Randulfe, director de comunicación de la asociación.

Barcelona prohibirá la circulación de coches de más de 20 años a partir de 2019 y Madrid ha anunciado su compromiso de mejorar la calidad del aire con medidas encaminadas a retirar de la circulación todos los vehículos diésel en 2030. Pese a que en las pequeñas y medianas ciudades la presión de esta legislación parece no afectar a los conductores, la bajada de las ventas de los coches de gasóleo en el mercado global -nuevos, kilómetro 0 y de ocasión- también se ha notado. "En Galicia siempre ha tenido mucho peso el diésel y ahora, lentamente, notamos una mayor decantación por la gasolina en los vehículos utilitarios. El porcentaje de venta de cada motor está al 50%", apunta un responsable de ventas del concesionario Finisterre Motor en A Coruña.

No obstante, en el mercado de ocasión los gasóleo siguen siendo los más vendidos, un 66% según datos del portal de compra-venta Coches.net. Jorge Atón y Ana López son dos veinteañeros de Guadalajara que han viajado a Madrid para comprar un coche de segunda mano. Para ellos, la contaminación no es un factor a tener en cuenta. "Tenemos un presupuesto bajo y nuestra prioridad es el precio", dicen.

"La gente nos pregunta si va a haber restricción, si en dos o tres años la gente va a poder circular con diésel por Madrid. También hemos notado un aumento de la gente que pregunta por las alternativas a los motores de combustión", dice uno de los vendedores de la empresa Sucar Motor. Los coches híbridos son la tercera fuerza que parece asomarse tímidamente. El perfil de los compradores es el de personas de mediana edad con un alto nivel formativo, sensibilizado con el medioambiente y con un poder adquisitivo medio-alto.

Aunque el incremento de las ventas de los híbridos fue de un 94,5% durante el primer semestre de 2017, las matriculaciones son pocas si se comparan con las de los motores de combustión, 26.979 frente a 640.515 según los datos de Anfac. "La gente se sigue fijando en la estética y la de los híbridos o coches eléctricos no convence a los clientes", comenta Francisco Romero, coordinador comercial del concesionario Alhambra de Madrid. Además, según afirma, influye que muchos compradores busquen vehículos de segunda mano y los modelos híbridos aún no están presentes en el mercado de ocasión. Su alto precio también es un impedimento para posibles compradores, el más barato de gama baja cuesta en torno a 15.000 euros.

Pese a la aparente subida de la venta de los gasolina y de los híbridos, la asociación representante de concesionarios Faconauto, opina que este cambio de tendencia no retirará del mercado los motores de gasóleo. "El futuro se perfila como una convivencia entre los coches de gasolina, diésel, híbridos y, en menor medida, de los eléctricos".

Más información