Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clooney, editorialista de ‘Time’ por Darfur

El actor acusa a una empresa estadounidense de estar trabajando con el Gobierno de Sudán para que EE UU elimine las sanciones al país

George Clooney, en septiembre de 2016 durante la lectura de un informe de su ONG The Sentry sobre la situación en el sur de Sudán
George Clooney, en septiembre de 2016 durante la lectura de un informe de su ONG The Sentry sobre la situación en el sur de Sudán

La preocupación de George Clooney por la situación de Darfur ha llevado al actor a hablar en una Asamblea de Naciones Unidas, a reunirse con el entonces presidente Barack Obama en la Casa Blanca e incluso a ser detenido en 2012 por su participación en una protesta frente a la Embajada de Sudán en Washington por el genocidio en esta región occidental del país africano. Ahora, el actor, director y productor ha cogido papel y lápiz para firmar un editorial en la revista Time.

Escrito junto a John Prendergast, cofundador con Clooney de la ONG The Sentry que lucha contra los crímenes de guerra, el artículo, titulado An American Lobbying Firm Is Helping Sudan’s Vile Regime, habla sobre una compañía estadounidense que está presionando para revocar las sanciones a Sudán. Según escriben, Squire Patton Boggs firmó a principios de verano un contrato con el Gobierno sudanés con el objetivo de revocar las sanciones estadounidenses al país. “La firma va a cobrar 40.000 dólares [unos 35.000 euros] mensuales de un Gobierno que está en la lista del Gobierno de EE UU de países que apoyan el terrorismo, y con un jefe de Estado, Omar al-Bashir, buscado por genocidio por la Corte Penal Internacional”, escriben.

Clooney, esposado al ser detenido en una protesta frente a la Embajada sudanesa en Washington, en marzo de 2012.
Clooney, esposado al ser detenido en una protesta frente a la Embajada sudanesa en Washington, en marzo de 2012.

En su artículo, el actor y el activista y escritor también mencionan que el excongresista John Boehner y los exsenadores Trent Lott y John Breaux están relacionados con la empresa Squire Patton Boggs. “Dado el servicio ejemplar que estos hombres han hecho por nuestro país, debe significar que simplemente no lo saben. O no saben que su firma se va a llevar 40.000 dólares al mes del Gobierno de Sudán o no saben lo que este régimen ha hecho… También es posible que no sepan que el Gobierno de Sudán continúa utilizando la inanición como un arma de guerra contra su propio pueblo, que siguen financiando a milicianos que matan a civiles inocentes y que continúa saqueando los recursos naturales del país y canalizando la riqueza de Sudán hasta las manos de los líderes del régimen a través de la corrupción masiva”. “Y definitivamente es posible que no se acuerden de que son las mismas personas cuyos ataques sistemáticos provocaron la muerte de miles de civiles inocentes de Darfur hace solo unos años”.

John Prendergast y George Clooney, a su salida de una reunión con el presidente Obama en la Casa Blanca, en octubre de 2010.
John Prendergast y George Clooney, a su salida de una reunión con el presidente Obama en la Casa Blanca, en octubre de 2010.

El editorial han decidido publicarlo ante la cercanía del 12 de julio, fecha en la que la Administración de Donald Trump debe decidir si reimplantará o no las sanciones a Sudán, que fueron paralizadas temporalmente el pasado mes de enero por el Gobierno de Barack Obama y que “fueron originalmente impuestas por el apoyo del Gobierno [de Sudán] al terrorismo, la comisión de atrocidades masivas y la violación de derechos humanos fundamentales. Squire Patton Boggs ahora está presionando a la Administración para que se retiren de manera permanente esas sanciones”, aseguran Clooney y Prendergast, quienes fundaron The Sentry en 2015 para rastrear el dinero que fluye en torno a conflictos armados y crímenes contra la humanidad.

Clooney, en una visita a Darfur.
Clooney, en una visita a Darfur.

Esta no es la primera vez que el actor publica un editorial sobre esta cuestión. En febrero de 2015, Clooney escribía un artículo en The New York Times en el que denunciaba el bloqueo del Gobierno del país africano a los periodistas, trabajadores humanitarios y a la misión de pacificación de Naciones Unidas. Además, en 2007, el actor convirtió en un documental escenas que grabó en la frontera de la región de Darfur en el que hablaban con algunos de los refugiados del que Clooney ha descrito como el primer genocidio del siglo XXI.