Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pícaro del Águila 2014, una caricia que no cesa

Pícaro del Águila 2014, una caricia que no cesa
Jorge Monzón e Isabel Romero, viñateros y artífices, trabajan con viñedos y lagares centenarios que reciben su mirada atenta.

SERÁ DE PEROGRULLO, pero verdad es: los mejores vinos nacen de los mejores viñedos. Quien hace la mejor uva tiene la posibilidad de hacer un gran vino. Puede estropearla en bodega, pero la tiene. Jorge Monzón, viñador, conoce los secretos de sus cepas viejas que viven el silencio, la dureza y el aislamiento de la parte más alta del altiplano burgalés. La Aguilera es zona de excepcionales viñas, tiene variedad de uvas y necesita sensibilidades aguzadas. Una combinación de ellas, las de Jorge y su compañera, es la que pone en la copa este vino clarete que nace de la tierra y de la tradición: estas hablan de humus y hongos, de humedad y profundidad, de bosque en otoño. La fermentación, la estancia en roble y la guarda inspiran luz y sensibilidad, clavo de olor y vainilla, pomelo rosa, seda y naranja sanguina. Hay un recuerdo de paz y de sándalo, hay volumen y densidad que recuerdan las esferas y los perfiles curvos en la naturaleza.

Ficha técnica

Dominio del Águila, Pícaro del Águila 2014. DO Ribera del Duero, con 13,5% de alcohol. Viñedos de más de 50 años en La Aguilera (Burgos), parte alta de la Ribera del Duero, sobre suelos de arcilla y cal, donde se mezclan las uvas albillo, tempranillo tinta y gris, garnacha y bobal. Sin despalillar, se pisan y fermentan en lagar. Sigue el vino durante más de 12 meses en madera de roble francés. No se clarifica ni filtra. Clarete de guarda. Precio: sobre los 22 euros.

Sensaciones

Al anochecer, la bóveda del cielo se tiñe del color del clarete. Con el viento calmo, el vino insinúa y sugiere, más que declara. Miel de azahar con frutillas silvestres, pimienta rosa y guindas. Y un guante de seda roja que acaricia sin pausa la garganta.

A través del cristal

Sobre una tabla de Catalina House, copas de la serie Vinum y decantador de la serie Shiraz, todo de Riedel.