Una soprano de 16 años cantará en la toma de posesión de Donald Trump

El equipo del republicano ha tenido problemas para encontrar a los artistas invitados. Andrea Bocelli suena como otro de los posibles candidatos

Jackie Evancho, una soprano de 16 años con unos 36.000 seguidores en su cuenta de Instagram, será la encargada de cantar el himno nacional estadounidense en la toma de posesión de Donald Trump como presidente de Estados Unidos, el próximo 20 de enero. Evancho, que ganó fama con su participación en el concurso televisivo America’s Got Talent, ha cantado en el pasado en actos del presidente Barack Obama. Además, el conocido tenor italiano Andrea Bocelli también habría sido personalmente contactado por Trump, según el diario New York Post, para participar en la ceremonia de investidura, pero su presencia aún no está confirmada.

Más información
Elton John se desliga de Donald Trump
Queen se suma a los artistas que piden a Trump no utilizar su música
Actores unidos contra Donald Trump

Poco a poco, se acerca la inauguración de Trump como presidente de Estados Unidos. Es el icónico día en el que, frente a miles de personas en la gran explanada del National Mall de Washington, el presidente jura lealtad a la Constitución. El evento, que suele contar con la participación y asistencia de cantantes y famosos, no ha sido tarea fácil de organizar. La encargada de ello es Stephanie Winston Wolkoff, antigua organizadora de eventos de Vogue y amiga cercana de Melania Trump, la esposa del magnate. Wolkoff ha tenido que sortear los recelos que causa el republicano entre muchas celebridades de alto rango.

Las dificultades de Trump contrastan con las ceremonias de presidentes anteriores como Barack Obama, que en 2012 contó con la cantante Beyoncé para entonar el himno estadounidense. En 2008, fue Aretha Franklin, otro icono de la música estadounidense, participó como artista invitada. En la toma de posesión de George W. Bush, en 2001, el comité organizador ofreció un concierto con invitados como Ricky Martin y Jessica Simpson.

El discurso político de Trump, un veterano del entretenimiento televisivo, no ha sido popular entre las estrellas de Hollywood, que brindaron su apoyo de manera abrumadora a Hillary Clinton. Artistas como la propia Beyoncé, Katy Perry y Bruce Springsteen actuaron en numerosos eventos de la campaña de la demócrata.

La falta de apoyo a Trump por parte de artistas reconocidos ha causado complicaciones en la búsqueda de artistas para la inauguración. Ni siquiera antiguos amigos suyo, como el cantante Elton John, han querido participar en su ceremonia de investidura. Hace dos semanas, uno de los miembros del comité organizador de la ceremonia dijo en un programa de la cadena BBC que el británico estaría en la ceremonia, algo que el equipo del cantante negó horas después. Otro nombre que sonó como posible artista fue el cantante de música country Garth Brooks. Brooks, que declaró estar abierto a actuar en la ceremonia, rechazó finalmente participar.

El rapero Kanye West, una de las pocas celebridades que apoyó a Trump, se reunió el martes con el magnate en la Torre Trump levantando las sospechas de que podría ser uno de los artistas invitados. Pero West aclaró en Twitter que se reunió con Trump “para conversar sobre asuntos multiculturales” y porque cree que “es importante que tenga una línea de acceso directo al futuro presidente”, descartando una posible actuación. Ambos, además, son "grandes amigos", como dice el autógrafo que le firmó el presidente electo sobre la revista Time que le eligió como persona del año.

Síguenos en redes sociales

| Twitter | Facebook | Google + | El Bot de EL PAÍS | Portada de Estilo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS