Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vida y muerte en los mataderos, en realidad virtual

Igualdad Animal se infiltra en la industria cárnica para denunciar el “maltrato animal”

El tráiler del proyecto 'iAnimal'.

“Tu primer día de vida. Estás rodeado de infinidad de otros como tú, que llaman desesperados a sus madres, a las que nunca conocerán”. Así introduce Igualdad Animal el vídeo de realidad virtual —en el que el espectador tiene la sensación de estar dentro de la escena— que cuenta la vida y muerte de los pollos criados en granjas industriales. La organización ha creado el proyecto iAnimal, una investigación en mataderos de España, Alemania y Francia, para denunciar los “malos tratos” a los animales. Esta es la segunda entrega del proyecto, que el pasado marzo estrenó en una exposición un vídeo en 360 grados que mostraba la experiencia que atraviesan los cerdos, y que se presentó en el festival de cine Sundance, en Estados Unidos. 

Las imágenes están pensadas para herir la sensibilidad del espectador: se ve el momento en que degüellan los pollos y los meten en máquinas trituradoras. “Nuestro objetivo es impactar a la gente a través de una experiencia más real. Esto no tiene nada que ver con la sensación de leer un folleto sobre el tema”, explica Javier Moreno, fundador de la organización. Moreno y su equipo, que llevan más de una década investigando la industria cárnica, se han basado en estudios del Virtual Human Interaction Lab, de la Universidad de Standford, que demuestran que las personas que han sido sometidas a experiencias en realidad virtual tienden a cambiar sus actitudes y hábitos en el entorno real.

“En estos diez años, cada vez se nos hace más difícil cruzar las puertas del hermético mundo de la ganadería y contar lo que pasa allí”, afirma Moreno. Para desarrollar el proyecto, algunos miembros de la organización se ganaron la confianza de los empresarios que, sin saber que eran activistas, les dieron permiso para grabar en los mataderos. 

Los activistas, que cuentan con padrinos como la tatuadora Kat Von D, darán continuidad al proyecto con charlas en universidades y festivales de tecnología. “Estamos convencidos de que la realidad virtual va a jugar un papel fundamental en el movimiento de la protección animal”, concluye Moreno. 

Más información