Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ser modelo, la carrera del momento para los hijos de famosos

Los hijos de los principales intérpretes de Hollywood prefieren dedicarse a la industria de la moda antes que al cine

Hooper Penn y, a la derecha, Destry Allyn Spielberg.
Hooper Penn y, a la derecha, Destry Allyn Spielberg.

👱🏻‍♀️👱🏻‍♀️ponytail on fleek👱🏻‍♀️👱🏻‍♀️

Una foto publicada por Destry Spielberg (@destryallyn) el

Por cada modelo que es descubierto buceando en cuentas de anónimos en Instagram o, siendo nostálgicos, en un aeropuerto como le ocurrió a Kate Moss, parecen surgir tres nuevos rostros para la industria de la moda que descienden de estrellas de Hollywood. Los últimos en firmar grandes contratos con agencias de modelos han sido Hopper Penn, hijo de Sean Penn y Robin Wright, y la hija de 19 años del director Steven Spielberg. Hooper, que también es actor y este año apareció junto a su hermana Dylan en la campaña de la marca Fay, a sus 23 años se acaba de unir a la agencia Wilhelmina. Destry Allyn Spielberg ha hecho lo propio con DT Model Management.

Ser modelo se ha convertido en la carrera del momento que escogen los hijos de los famosos. Y lo demuestra una larga lista con nombresque aún tienen que ser recordados por méritos propios: Alain Fabien Delon, vástago del mítico actor francés Alain Delon; Dylan Brosnan, hijo de Pierce Brosnan, Rafferty Law, hijo de Jude Law o Jack Kilmer, hijo del actor Val Kilmer ya han trabajado en desfiles o publicidad. Entre ellas, destaca Lily-Rose Depp, hija de Johnny Depp y Vanessa Paradis, como también lo hacen dos parejas de hermanos, Presley y Kaia Gerber, hijos de Cindy Crawford o los polifacéticos hijos de Will y Jada Smith,Jaden y Willow. Sin olvidar a las tres hijas de Sylvester Stallone, recientemente nombradas Miss Globo de Oro 2017. Un particular reparto que podría seguir. Dakota Johnson es una de las pocas jóvenes que ha optado por continuar la dinastía familiar en Hollywood, iniciada por su abuela, Tippi Hedren, y que hoy continúa con su madre, Melanie Griffith. También intentan encontrar su lugar en el cine Grace y Mamie Gummer, dos de las hijas de Meryl Streep.

@teenvogue party this Friday

Una foto publicada por Presley Gerber (@presleygerber) el

Lejos de poder acusar al mundo de la moda de nepotismo, el fichaje de jóvenes con apellidos ilustres no es extraordinario ni nuevo. Ya en los inicios de la industria los diseñadores contaban en sus desfiles con algunas de las jóvenes más destacadas de la vida social y también se subieron a las pasarelas de los noventa las británicas Stella Tennant y Jacquetta Wheeler. Pero lo que era una excepción se ha convertido en una norma desde que las redes sociales han entrado en la ecuación. Para las firmas, ávidas de nuevos rostros y de acercarse a la generación millennial, los miles de seguidores de estos jóvenes pesan tanto o más que sus apellidos. Esos números hacen crecer unos suculentos contratos publicitarios que para la mayoría de estos aspirantes a estrellas son sus primeros trabajos.

"We finna fight or..." <@carineroitfeld / @bruce_weber>

Una foto publicada por ≠GWEELOS≠ (@willowsmith) el

Está claro que un linaje reconocido les abre las puertas, aunque luego a estas jóvenes promesas les haga falta algo más que su apellido para mantenerse en la industria. Mientras, son ellos los que se están quedando con los grandes contratos. Raff Law, Presley Gerber y Gabriel-Kane Day-Lewis (hijo de los actores Daniel Day-Lewis e Isabelle Adjani) son tres de los protagonistas de la última campaña de Dolce&Gabbana y la diseñadora Stella McCartney ha convertido a Lourdes María, hija de Madonna, en imagen de su última fragancia.