Los ratones de laboratorio sortean el embargo aéreo en un avión del Ejército

Iberia y Air Europa se niegan a transportar animales para investigación y frenan proyectos científicos

Las cuatro cajas con los ratones, a su llegada a Canarias.
Las cuatro cajas con los ratones, a su llegada a Canarias.Javier Castro

Dos meses tarde, los ratones de laboratorio han llegado a su destino gracias un avión del Ejército. Por culpa del veto aprobado por Iberia y Air Europa, los 29 roedores que necesitaba el grupo de la Universidad de La Laguna dedicado a la investigación de la artritis reumatoide estaban atrapados en Madrid a la espera de una solución. De momento, estos animales han logrado llegar hasta Canarias pero el problema logístico de primer orden sigue bloqueando la investigación biomédica en el Archipiélago, hasta que las aerolíneas no permitan que los envíos se realicen con normalidad.

Iberia asegura que no permite volar a los ratones de laboratorio porque podrían escapar y comprometer la seguridad del vuelo

A las 12.30 hora local canaria aterrizaban estos ratones en la base aérea de Gando (Gran Canaria), separados en cuatro jaulas: una para machos y otra para hembras de los dos tipos de roedores distintas que necesitan para la investigación. Lo hacían en un avión estafeta del Ejército del Aire, un vuelo logístico de transporte de mercancías y personal que usa regularmente Defensa, pero que en este caso tenía una misión especial.

Iberia asegura que no permite volar a los ratones de laboratorio porque podrían escapar y comprometer la seguridad del vuelo, pero no se ha elegido al Ejército para defenderse con garantías de un sabotaje de los roedores. Sencillamente, ha sido el único organismo que ha permitido sortear el embargo aéreo de las dos compañías que realizan envíos de mercancías con Canarias. Defensa aceptó solucionar este caso en uno de sus vuelos logísticos a petición de la Universidad de La Laguna, dado que los animales llevaban ocho semanas de prestado en un animalario madrileño.

Pero el problema sigue vivo para el resto de los investigadores canarios, que siguen sin atreverse a comprar ratones a los laboratorios de referencia. Se planteó la posibilidad de usar a la aerolínea regional Binter para hacer de puente aéreo en su vuelo hacia Lisboa. Pero la clave estará en las negociaciones que mantiene la secretaría de Estado de Fomento con Iberia y Air Europa para que levanten ese veto que perjudica a la investigación de enfermedades como la epilepsia o la diabetes. Desde Iberia se reconocía que estaban repensando su política después de recibir llamadas de distintos organismos que reclamaban que reconsiderar ese perjudicial embargo.

Desde que se conociera este bloqueo, se han producido distintas iniciativas políticas para solucionarlo. El Gobierno de Canarias ha estado empujando a Fomento para que presione a las aerolíneas. La secretaría de Estado de I+D+i también está haciendo gestiones y va a reunirse con la Sociedad Española para las Ciencias del Animal de Laboratorio. Unidos Podemos presentó una proposición no de ley en la Comisión de Fomento del Congreso, mientras que Ciudadanos y Coalición Canaria presentaron preguntas al Gobierno en el Congreso y el Senado, respectivamente. De momento, la única solución ha sido recurrir al Ejército.

Sobre la firma

Javier Salas

Periodista con quince años de experiencia. Especializado en información científica, tecnológica y medioambiental, desde 2014 forma parte del equipo de MATERIA, la sección de ciencia de EL PAÍS. En 2021 recibió el Premio Ortega y Gasset por uno de sus trabajos sobre la pandemia de covid. Antes, trabajó en Informativos Telecinco y el diario Público.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS