Cata a ciegas en la Ribera del Duero

Tres sumilleres de restaurantes con tres estrellas Michelin se someten a una prueba con 13 vinos

De izquierda a derecha: José Antonio Navarrete, Carolina García Viadero, Joan Lluís Gómez, Yolanda García Viadero y Ciro Carro.
De izquierda a derecha: José Antonio Navarrete, Carolina García Viadero, Joan Lluís Gómez, Yolanda García Viadero y Ciro Carro.

Fue una jornada particular en la tenada que corona los viñedos de las Bodegas Valduero, en Gumiel de Mercado (Burgos), en plena ribera del Duero. Las bodegueras Yolanda y Carolina García Viadero juntaron allí a los sumilleres Ciro Carro, de Akelarre; José Antonio Navarrete, de Quique Dacosta, y Joan Lluís Gómez, de Sant Pau de Carme Ruscadella, los tres restaurantes con tres estrellas Michelin, para una cata a ciegas de varios vinos entre los que incorporaron algunos de sus mejores caldos. Una indisposición de última hora impidió la asistencia de Josep Roca, de El Celler de Can Roca.

Los sumilleres, tras recorrer los túneles de la bodega, se sometieron a la cata a sabiendas, únicamente, de que se trataba de grandes vinos de distintas zonas del mundo: Echezeaux Romanee Conti 2005 (1.350 euros); Opus One 2001 (278,50 euros); Petrus 2004 (2.716,50 euros); Vega Sicilia Único 2003 (211 ,75 euros); Pingus 2003 (847,00 euros); Gaja 2001 (241,50 euros) y L´ Ermita 2000 (762,30 euros) junto a cuatro de la propia bodega. La mejor puntuación la recibió Echezeaux Romanee Conti 2005, por delante de Valduero 6 años, en segundo lugar, y Opus One, que completó el podio.

Los sumilleres, que pocas veces se someten a una cata a ciegas, reconocieron que una prueba de este tipo tiene un alto punto de valentía tanto por su parte como por los organizadores, que someten a examen sus productos con el riesgo que puede entrañar una mala calificación. En ese sentido, Ciro Carro reconoció que “conocer las etiquetas condiciona, por lo que la cata ciega es una forma de darse cuenta de los grandes vinos que hay en España”. “A nosotros nos ha servido para darnos cuenta de que hay vinos como los de Valduero que están dentro de los grandes vinos del mundo", señaló Joan Lluis Gómez. Por su parte, José Antonio Navarrete destacó la elegancia de los vinos de Valduero catados de la bodega porque, a su juicio, "buscan la profundidad en el tiempo”.

Las hermanas García Viadero, que no disimularon su contento por el resultado de uno de sus vinos escogidos, destacaron del Valduero 6 años que “es un vino en el que queremos expresar lo mejor de una tempranillo cultivada con las manos, en una plantación única, y con una elegancia que ya recorre el mundo entre los más grandes".

Bodegas Valduero es una de las primeras bodegas que se fundaron en la Ribera del Duero. En 1984 Gregorio García Álvarez creó esta empresa de marcado carácter familiar, con el objetivo de ofrecer al mercado vinos de la más alta calidad. Hoy en día sus hijas, Yolanda y Carolina García Viadero, pioneras en la filosofía de vinos de gran calidad como el Gran Reserva Valduero 12 años galardonado con la Gran medalla de Oro del Concurso Mundial de Bruselas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

M. Á. N.

Corresponsal económico de EL PAÍS, en el que cumple ya 32 años y fue redactor-jefe de Economía durante 13. Es autor de los libros Radiografía del Empresariado Español y La Economía de la Democracia, este junto a los exministros Solchaga, Solbes y De Guindos. Recibió el premio de Periodismo Económico de la Asociación de Periodistas Europeos.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS