Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tom Ford contra el materialismo

Después de salvar Gucci y darle un nuevo sentido al lujo, el diseñador emprende ahora una lucha contra el consumismo

Tom Ford, a finales de octubre en la rueda de prensa de su segunda película, 'Nocturnal Animals', en Beverly Hills. Ampliar foto
Tom Ford, a finales de octubre en la rueda de prensa de su segunda película, 'Nocturnal Animals', en Beverly Hills. WireImage

En la década de los noventa, Tom Ford hizo posible uno de los mayores casos de éxito que ha visto la industria de la moda en toda su historia. A los dos años de ser nombrado director creativo de Gucci consiguió que las ventas de la firma italiana crecieran un 90%. Salvó la marca y, poco después, hizo lo mismo con Yves Saint Laurent. Dos trabajos con los que el diseñador redefinió el concepto del lujo textil a la vez que aportaba su grano de arena a un mundo cada vez más consumista.

El modisto texano lo acaba de admitir. Sabe que ayudó a crear la sociedad materialista del siglo XXI. “Soy una gran parte de ella”, ha reconocido Tom Ford en una entrevista en Radio Times. Pero su discurso fue más allá: ahora se arrepiente de haber ayudado a construir la creencia de que cuanto más posees, más feliz puedes ser. “La cultura contemporánea te dice que es posible alcanzar la felicidad, y no lo es”, dice. “Puedes tener momentos felices, días felices, pero también vas a pasar cosas devastadoras en tu vida, ya seas rico o pobre”.

@iamnaomicampbell at the TOM FORD AW16 Show. Photographed by @inezandvinoodh. #TOMFORD #TFAW16

Una foto publicada por TOM FORD (@tomford) el

El diseñador, de 55 años, habla con conocimiento de causa. Él mismo sigue definiendo como “devastador” el que es el peor momento de su vida: cuando en 2004 tuvo que abandonar Gucci. Sumido en una depresión, estuvo metido en una espiral de alcohol y drogas hasta que decidió dejarlo todo hace siete años. Desde entonces no ha vuelto a beber y se ha reinventado creando su marca homónima, que ya visten desde Michelle Obama a James Bond.

Pero no ha sido su nuevo éxito profesional lo que le ha llevado a rechazar el consumismo y materialismo, sino su primer hijo junto a su marido, Richard Buckley. Jack llegó a su vida hace cuatro años mediante la maternidad subrogada. “Las cosas que me hacen más feliz en mi vida son las personas. Tus padres te dicen que lo mejor es ser libre y tú dices: ‘Sí, sí, lo mejor es tener un nuevo apartamento, un coche nuevo’. No es verdad. Quizá soy un tonto que no lo entendí enseguida”, continúa en la entrevista.

Tom Ford con los Amy Adams y Jake Gyllenhaal, protagonistas de 'Nocturnal Animals', la segunda película del diseñador como director. ampliar foto
Tom Ford con los Amy Adams y Jake Gyllenhaal, protagonistas de 'Nocturnal Animals', la segunda película del diseñador como director. WireImage

Un punto de vista algo alejado en sus colecciones (sus bolsos cuestan una media de 3.000 dólares), pero que sí que aplica en su otra carrera; la cinematográfica. En su próxima película como director –la segunda tras Un hombre soltero–, Nocturnal Animals, habla precisamente sobre la sociedad materialista que ahora critica. Además, en esta nueva etapa ha decidido vender una de sus tres lujosas propiedades: el rancho en Nuevo México por 66,5 millones de euros. Eso sí, conserva aún una mansión en Bel Air (Los Ángeles) y otra en Mayfair, Londres.