Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Con qué frecuencia hay que bañar a los niños?

Los expertos recomiendan hacerlo dos a tres veces por semana para menores entre los seis y 11 años

Bebé en la bañera intentando beber agua del grifo. rn rn
Bebé en la bañera intentando beber agua del grifo.

Muchos padres dudan sobre cuántas veces han de bañar a sus hijos. Y están confusos. Algunos lo hacen todos los días. Otros los bañan con jabón, otros, sin. Un torbellino de dudas que vuelve locos a muchos y que ha intentado resolver la Asociación de Dermatología Americana.

“No es necesario bañar a tu hijo todos los días. Hay muchos factores que influyen como la edad y el nivel de actividad, entre otros”, sentencian los dermatólogos.

Los gérmenes son buenos para los niños.

“Para los más pequeños, ensuciarse es bueno y saludable, así es como su cuerpo aprende a combatir las bacterias y a construir un sistema inmune fuerte”, asegura en un artículo el experto Robert Sidbury, profesor ayudante del departamento de dermatología pediátrica de la facultad de medicina de la Universidad de Washington.

Recomendaciones sobre baño y lavado de pelo en niños, según Sidbury

  • Por norma, los niños entre los seis y los 11 años solo necesitan bañarse entre dos y tres veces por semana
  • Hasta la pubertad, los niños deberían lavarse la cabeza solo una o dos veces a la semana. En cuanto a los niños afroamericanos, con el pelo rizado y más seco, con una vez cada siete u 11 días bastaría
  • A pesar de estas recomendaciones, hay que recordar que si los niños juegan en el lodo; se han bañado en la piscina, lago o el mar o han hecho mucha actividad y huelen hay que lavarlos.
  • A partir de los 12 años, los niños deben bañarse y lavarse el pelo todos los días.
  • Como los acondicionadores están hechos para ayudar a la hidratación del pelo seco y dañado, no es necesario su uso para la mayoría de los pequeños. Aunque si el niño tiene el pelo largo, grasiento o rizado puede ser beneficioso para prevenir los enredos.

A pesar de estos consejos, “somos conscientes de que cada niño es diferente”, asegura Sidbury. “Si tras seguir estas normas, su hijo continúa teniendo mal olor o su cabello está grasiento o seco, acuda a su médico”, añade.

Las pautas no están dirigidas a los niños con eccema u otras alergias, “estos se deben bañar las veces que indique su doctor”.

Haz del baño un momento divertido

Los expertos aconsejan que para que el baño sea divertido lo mejor es que el niño tenga por lo menos un juguete (impermeable al agua); se le cuenten historias; se le lea un libro para despertar su imaginación o se le cuente alguna aventura.

Lavarse bien las manos

No muchos padres son conscientes de la importancia de que los niños se laven las manos. “Es importante. Todos tienen que hacerlo, por lo menos, antes de comer, después de usar el servicio, sonarse la nariz y tocar animales”, explican los expertos.

Pasos:

  • Mojar las manos con agua tibia
  • Echar jabón y extender por ambas manos y entre los dedos
  • Esto debería durar 20 segundos, “que cuenten el tiempo en alto”
  • Aclarar con mucha agua y cálida
  • Secar con toalla limpia

Puedes seguir De mamas & de papas en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información