Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una esperanza en la lucha contra la caza furtiva de rinocerontes

Sudáfrica, el país más afectado, ha puesto en marcha nuevos sistemas que están reduciendo a la mitad las capturas

Más de 1.300 rinocerontes fueron cazados ilegalmente el año pasado. La venta de sus cuernos está prohibida desde 1977, pero su demanda no para de crecer. Se llegan a pagar 58.000 euros por kilo, sobre todo debido a supersticiones relacionadas con sus propiedades, como las de la Medicina Tradicional China, que asegura que puede curar ciertas enfermedades.

En ´países como Namibia o Zimbabue está subiendo un ascenso dramático de caza furtiva de rinocerontes, pero en Sudáfrica, el país más afectado, están haciendo progresos. En el primer cuatrimestre del año se cazaron 300 frente a los 600 del mismo periodo de 2015, gracias a nuevos helicópteros y sistemas de visión nocturna que se usan contra los furtivos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información