Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La primera imagen del polo norte de Júpiter desconcierta a la NASA

La agencia estadounidense asegura que la actividad de las tormentas es "diferente" a la observada previamente en todo el Sistema Solar

Hemisferio norte de Júpiter.

La sonda de la NASA Juno ha enviado las primeras imágenes que se han visto nunca del polo norte de Júpiter, tomadas en el primer sobrevuelo de la nave sobre el planeta con sus instrumentos de a bordo encendidos.

La NASA ha informado hoy de que las imágenes muestran actividad meteorológica y de tormentas muy diferente a lo que se había observado hasta ahora en el Sistema Solar. La nave ejecutó con éxito el primero de sus sobrevuelos orbitales previstos (36 en total) el pasado 27 de agosto. La nave voló a 4.200 kilómetros por encima del planeta. La agencia ha pasado un día y medio analizando los 6 MB de información recogidas por la nave, cuyo sobrevuelo sobre el polo norte del planeta duró seis horas.

"El primer vistazo sobre el polo norte de Júpiter no se parece a nada de lo que hemos visto o imaginado", ha dicho Scott Bolton, investigador principal de Juno en el Instituto de Investigación del Suroeste en San Antonio. El científico ha explicado que esta zona es "más azul" que el resto del planeta y que hay una gran cantidad de tormentas. "No hay ninguna señal de las bandas latitudinales o cinturones que estamos acostumbrados a ver en otras latitudes, y hace que Júpiter apenas sea reconocible en esta imagen", ha añadido.

Bolton ha explicado que Saturno tiene un hexágono en el polo norte, pero en Júpiter no hay nada "ni de lejos" que se le asemeje. "El planeta más grande de nuestro Sistema Solar es único", ha añadido.

Aurora boreal en el polo sur de Júpiter.
Aurora boreal en el polo sur de Júpiter.

La nave ha tomado también las primeras imágenes infrarrojas de los polos norte y sur de Júpiter, que están revelando puntos calientes que nunca se han visto antes. "Si bien sabíamos que este primer vistazo podría revelar una aurora boreal en el polo sur del planeta", explica Bolton, "nos quedamos sorprendidos al verla por primera vez. Ningún otro instrumento, en la Tierra o el espacio, la había visto nunca. Parece ser muy brillante y bien estructurada. El alto nivel de detalle en las imágenes nos dirá más acerca de su morfología y dinámica", ha añadido.

La sonda Juno es la nave impulsada por energía solar que ha viajado más lejos en el espacio. Llegó el pasado 7 de julio tras cinco años de viaje a la órbita de Júpiter, el planeta más grande del Sistema Solar, y dará 36 vueltas antes de estrellarse contra su superficie. La nave, no tripulada y del tamaño de una cancha de baloncesto, es la primera diseñada para operar en el corazón de los cinturones de radiación de Júpiter, la primera en llegar a 2.575 kilómetros de sus nubes superiores y la que tomará las imágenes con mayor resolución vistas nunca del planeta gigante, como la desvelada hoy.

"Júpiter está hablando con nosotros de una manera en la que solo los mundos gaseosos gigantes pueden", ha dicho Bill Kurth, co-investigador para el instrumento WAVES de la Universidad de Iowa.

La sonda orbita a unos 5.000 kilómetros de la superficie de Júpiter, diez veces más cerca que cualquiera de las nueve sondas que lo visitaron antes. El conocimiento que recoja Juno durante su trabajo, no solo servirá para entender nuestro entorno planetario cercano. Gran parte de los planetas extrasolares descubiertos son gigantes gaseosos como Júpiter, y lo que se aprenda con esta misión servirá para interpretar mejor los mundos más allá del Sistema Solar.

Más información