Cartas al director
i

Mujeres excluidas

Frente a la “servidumbre voluntaria” a la que se someten algunas musulmanas en las playas de Europa, hay que referirse al subconsciente colectivo. No solo a las imágenes de mujeres cubiertas como momias, sino también a las otras muy semejantes: las de los ejecutores del Estado Islámico cubiertos de pies a cabeza con su similar burkini negro. Hay una indignación creciente de muchos europeos ante esa cultura primitiva de la exclusión de la mujer y de la crueldad ilimitada del macho, cuyas imágenes son símbolo de la negación del Estado de derecho, de sus libertades y de la igualdad de derechos de hombres y mujeres que, a pesar de sus defectos, tanto ha costado alcanzar en las democracias occidentales. Los imames y líderes del llamado islam europeo deberían dejar de mirarse el ombligo e incitar a ese sector de sus creyentes a entender que en la cultura europea todos cabemos, a condición de respetar unos pocos valores y derechos que ha costado siglos y muchos sacrificios conquistar.— Ramón Puig de la Bellacasa. Göteborg (Suecia).

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50