Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jaime Dornan, en contra de convertir a la mujer en un objeto sexual

El protagonista de '50 sombras de Grey' asegura que debería haber más desnudos masculinos en las cintas para evitar promover conductas machistas

Jaime Dornan
Jamie Dornan, en la promoción de la cinta "Anthropoid" en Nueva York. Invision/AP

Las desigualdades salariales y laborales entre actores y actrices de Hollywood han sido motivo de grandes críticas en los últimos meses. El machismo y sexismo imperante en la industria del cine ha colmado la paciencia de muchas intérpretes empezando por la joven Jennifer Lawrence, pero apoyada por verdaderas instituciones en el mundo de la actuación como Meryl Streep. A esta lucha por lograr la equidad se suma un debate que pone en evidencia que muchos guiones de películas, en el fondo, esconden una tendencia en convertir a la mujer en un objeto sexual. Y Jaime Dornan se muestra en contra de esta conducta machista.

“Creo que es injusto. Claro que entiendo por qué las mujeres se sienten poco cómodas con eso”, dijo a la revista Vanity Fair. “Sé que acerca de este tema hay muchas opiniones y, aunque haya hombres como Orlando Bloom que muestran sus genitales sin necesidad de estar en una cinta, también es cierto que existe una mayor atracción por ver las mujeres sin ropa y hacer de ellas un objeto sexual. No estoy de acuerdo con eso”, sentenció el protagonista de la saga 50 sombras de Grey. E insinúo que también deberían existir más escenas de desnudos completos de hombres para no promover actitudes machistas. Justamente la cinta que él protagoniza muestra imágenes de su compañera de reparto, Dakota Jonhsson, en las que aparece completamente desnuda mientras que la escena sin ropa de él, el director evita que se le vea su desnudez frontal.

También le confesó a la publicación que desde que le da vida a Christian Grey, el guapo millonario de 50 sombras de Grey, él es consciente de que se ha convertido en un objeto sexual. “Sé que lo soy. A veces también le ocurre a los hombres”, añadió.

El actor, de 34 años, también tuvo tiempo para contar cómo vivió los atentados del pasado 14 de julio en Niza —el ataque terrorista terminó con la vida de 84 personas—. La producción de la cinta erótica se encontraba en la localidad francesa rodando escenas de la película y, según contó, tras enterarse de la tragedia lo primero que hizo fue asegurarse que el equipo se encontraba a salvo. “Al día siguiente fue todo muy extraño. En el contrato está establecida una norma que te obliga a cumplir con los tiempos de trabajo. Esta película cuesta millones de dólares, lo que hace que el ambiente de trabajo sea un poco extraño. Te hace sentir muy mal y frívolo hacer algo tan tonto como esta maldita película un día después de lo sucedido", confesó contestando así a las críticas de muchos por continuar el rodaje tras la desgracia.

Más información