Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una actriz de ‘Orange Is The New Black’ debería conocer la ley, según la juez

Taryn Manning quiere denunciar a la ciudad de Nueva York por una detención que considera injustificada

Taryn Manning en un episodio de la cuarta temporada de 'Orange Is The New Black'.
Taryn Manning en un episodio de la cuarta temporada de 'Orange Is The New Black'.

Un juez de Manhattan le preguntó este jueves a la actriz Taryn Manning, de la serie Orange Is The New Black, cómo podía desconocer el sistema legal trabajando en una serie en la que interpreta a una presa. "Es casi increíble que, siendo quien es ella, no supiera que necesitaba presentar una notificación por escrito", ha afirmado la juez Lucy Billings. La magistrada se refería al desconocimiento de la intérprete sobre que antes de presentar una demanda contra la ciudad de Nueva York debía presentar una denuncia por detención ilegal. 

La actriz, que interpreta a Tiffany “Pennsatucky” Doggett en la serie, quiere demandar a Nueva York por 10 millones de dólares (casi nueve millones de euros) porque pasó detenida cuatro horas en una celda tras ser acusada de violar una orden de alejamiento, el 18 de noviembre de 2014. En realidad, esa orden pesaba sobre una acosadora de la estrella, Jeanine Heller. Manning, de 37 años, finalmente no fue procesada y durante su detención estuvo representada por la abogada de defensa criminal Stacey Richman, que cuenta entre sus clientes con los raperos Jay-Z y Lil Wayne.

La intérprete necesitaba un permiso de la juez para presentar una notificación tardía, después de que hubiera agotado el plazo legal de 90 días. El fiscal ha alegado que ampliar el plazo a Manning pondría en desventaja a la ciudad: "El hecho de que haya pasado un año y 81 días nos ha dejado un año y 81 días detrás de la bola número 8 en este caso", afirmó la fiscal. 

El actual abogado de Manning, James J. Franzetti, ha admitido que su cliente no recibió un trato duro durante la detención. Sin embargo, tras la audiencia de este jueves, el letrado contó al periódico The Post que tuvo que experimentar "la violencia asociada a una detención ilegal". Franzetti ha querido aclarar que la fama de su cliente no le exime de tener los mismos derechos que cualquier otra persona. El representante de Manning ha explicado que la actriz quedó "impactada" por la detención, por lo que está en todo su derecho de pedir una compensación económica.