Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La casa de mi abuelo León Trotski

El nieto del revolucionario ruso muestra a los lectores de EL PAÍS el lugar donde fue asesinado en México D.F., convertido hoy en un museo en su memoria

EL PAÍS visita en este documental el escenario de uno de los acontecimientos más dramáticos del siglo XX. Esteban Volkov, nieto de León Trotski y guardián de su memoria, guía a los espectadores a través de la casa de la capital mexicana donde su abuelo fue asesinado. La vivienda del barrio de Coyoacán, convertida hoy en un museo, guarda el recuerdo de los últimos años del revolucionario ruso./

Trotski llegó a México en 1937 huyendo de las amenazas de su antiguo camarada Josef Stalin. El pintor Diego Rivera y la artista Frida Kahlo fueron sus primeros anfitriones en la Casa Azul del barrio de Coyoacán. Después se desplazó al cercano caserón de la calle Viena, donde escribió sus últimas reflexiones coleccionando cactus y esperando el golpe que sabía inevitable. Tras un primer intento de asesinato que dejó los cráteres de decenas de balazos en las paredes de la vivienda, el español Ramón Mercader acabó con su vida hace ahora 76 años./

Este documental, dirigido por el mexicano Tufic Makhlouf Akl, se estrena en la sección El Espectador de EL PAÍS América y evoca aquellos tiempos trágicos a través del relato de su último testigo vivo. Además, un reportaje en EL PAÍS SEMANAL sigue las huellas de Trotski./

/