Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

0,94 grados centígrados más

De temperatura media en España en 2015 respecto a 1981-2010, según la Agencia Estatal de Meteorología. Fue un año “extremadamente cálido”, “muy seco” y con mayor irregularidad en las lluvias. Los datos de hace décadas, y los de 2015, van confirmando el cambio climático. Ese mismo año, los incendios forestales quemaron el doble de superficie forestal y el triple de bosques que el anterior. A la vez, el Barcelona Super Computing Center calculó que el 25% de la población española estuvo sometida a niveles de calidad del aire “inadmisibles y peligrosos”. Por otra parte, 800 núcleos de todo el país siguen sin depuración, un 15% de todo el agua, incumpliendo las directivas europeas. Estos y otros datos sobre felicidad, bienestar, calidad de vida, desigualdad, etcétera, se presentaron hace unos días por el Observatorio de la Sostenibilidad y pasaron totalmente inadvertidos. En la campaña electoral los aspectos ambientales y de sostenibilidad han sido ignorados a pesar de que está claro que el clima es el monstruo, la salud se está viendo afectada y los recursos naturales están en peligro. Es hora de exigir a nuestros políticos que empiecen a ponerse las pilas.— Fernando Prieto. Madrid.

 

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.