_
_
_
_
_
En el campo de Dzaleka, situado a 40 kilómetros de Lilongüe, la capital de Malawi, viven más de 25.000 refugiados y solicitantes de asilo procedentes de países vecinos como República Democrática del Congo, Burundi, Somalia y otros. Los donantes llevan muchos años aportando ayuda para este centro, y con otras crisis abiertas y la atención en otros puntos del planeta, en Dzaleka empieza a faltar de todo. Sobre todo porque no deja de llegar gente: en los últimos tiempos una media de 400 personas al mes, aunque afortunadamente el número de los que lo abandonan genera una suerte de equilibrio en la cifra total.
11 fotos

Dzaleka espera su turno

La saturación y la falta de perspectivas marcan el día a día de los habitantes del principal campo de refugiados de Malawi

_
_