Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el creador del Chocoramo, el pastel más famoso de Colombia

Don Olimpo López tenía 97 años, su creación ha acompañado a varias generaciones y es parte de la cotidianidad del país

Don Olimpo López, creador del chocorramo
Don Olimpo con más productos de Ramo.

Olimpo López nació entre harina, huevos y mantequilla. “Seré pastelero hasta que me muera”, dijo hace dos años este hombre que creció viendo cómo su mamá preparaba tortas y ponqués, y que en 1972 creó la golosina más famosa de Colombia: el Chocoramo. Con 97 años de edad, Don Olimpo, como es conocido en el país, elaboraba esa barra de harina cuadrada cubierta de chocolate, que ningún otro producto ha podido desbancar.

El secreto de su receta se lo guardó como un gran tesoro por más de 40 años. Varias generaciones han crecido comiendo su famoso pastel. El que además de un sabor, que varias empresas han querido imitar, se ha caracterizado por su bajo costo. Por menos de un dólar los colombianos se han acostumbrado a tener en sus despensas y en sus cajones de trabajo un Chocoramo, que será siendo parte de la cotidianidad de todos, sin importar el estrato social o la edad.

Con su muerte, Colombia hoy lo recuerda. La imagen de un señor delgado, de bigote y vestido de blanco, que fue capaz de crear un producto que no pasa de moda, es tendencia en redes sociales y en los medios locales. Don Olimpo murió. Y cumplió con su promesa de ser pastelero hasta su último día. Murió siendo el mejor.

Chocoramo, que es parte de la empresa de alimentos Ramo, es la tercera marca más reconocida por los colombianos, según la firma Raddar. No es para menos, es el producto que más compran de su categoría en el mercado nacional, con el 90% de ventas. La receta, según medios locales, está en la caja fuerte de un banco de Estados Unidos.

El Chocoramo es símbolo de los colombianos. Su empaque, de color naranja y de letras azules, y su sabor se ha mantenido intacto desde que fue creado. En los últimos años, de ese producto se ha derivado una crema de untar y otras formas de consumirse, pero el tradicional sigue siendo el rey. Chocoramo representa el 80% de los ingresos de la empresa Ramo y no es exagerado decir que no existe un colombiano que jamás lo haya probado.