Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Monica Lewinsky lidera una campaña de famosos contra el acoso

La exbecaria cuenta con la ayuda de Olivia Wilde, Salma Hayek, Lily Collins, Michael J. Fox, Rashida Jones, Jamie Lee Curtis y Alan Cumming

Monica Lewinsky
Monica Lewinsky, durante una conferencia TED2015 en Vancouver. cordon press

Acoso. Bullying. En persona o en la Red. Ya seas el que tira la piedra y esconde la mano o el que mira para otro lado. Sea cual sea la forma o el autor, hay que acabar con esta práctica social que se cobra vidas y destruye otras. Ese es el mensaje que Monica Lewinsky ha puesto en marcha en la campaña que ella llama la Revolución del espectador. “Su atención está en el ahora. En las acciones simples y prácticas que cada uno de nosotros puede hacer de forma inmediata para aliviar el sufrimiento y provocar un cambio cultural”, declaró la famosa exbecaria del Despacho Oval a la revista People a modo de decálogo de su campaña contra el acoso.

Lewinsky sabe de lo que habla. A sus 42 años, se autodenomina el “paciente cero” del acoso, el primer individuo que sin ningún perfil social perdió su reputación de manera internacional. Ocurrió hace casi dos décadas cuando la entonces becaria no remunerada de la Casa Blanca mantuvo relaciones sexuales con Bill Clinton, quien en ese momento era presidente de Estados Unidos. El Monicagate o el escándalo Lewinsky se llamó al incidente que casi le hizo perder a Clinton su presidencia, objeto durante meses de un impeachment o juicio político. Pero en el caso de Lewinsky, la llamada “relación inapropiada” estuvo a punto de costarle la vida. “Me llamaron guarra, pendona, puta, bimbo, ligera y por supuesto ‘esa’. Todos sabían de mí , pero pocos me conocían. Era difícil recordar que la otra tuvo un corazón que alguna vez estuvo intacto”, recordó Lewinsky hace un año en una entrevista a Vanity Fair. “En 1998 perdí mi reputación y mi dignidad. Lo perdí casi todo y casi pierdo la vida —asegura que se le pasaron por la cabeza ideas suicidas—”, añadió.

Ahora el recuerdo de su vida pasada se ha convertido en el mejor motor para su actual campaña. Una cruzada que utilizará las redes sociales para propagar un mensaje contra el acoso, en la Red o en persona. Durante un mes ofrecerá consejos prácticos para acabar con este comportamiento asocial y destructivo. Lewinsky, además, cuenta con el apoyo de sus amigos, rostros famosos como los de Olivia Wilde, Salma Hayek, Lily Collins, Michael J. Fox, Rashida Jones, Jamie Lee Curtis y Alan Cumming, entre otros, que han confirmado a People su respaldo a este mes de lucha también conocido en las redes sociales como #MonthOfAction.

En octubre la Revolución del espectador bombardeará con sus mensajes en Twitter, Instagram, Facebook, Tumblr, así como en textos o correos electrónicos a todos los que se apunten a esta cruzada en la página oficial de esta organización. Su eslogan, “quítale la fuerza al bullying”.

Como declaró Lewinsky durante la presentación de su campaña, la idea es convertir las redes sociales en un “espacio más seguro y con compasión para todo el mundo”. Una cruzada que espera salve las vidas de otros. Lewinsky salió de su silencio y comenzó su lucha contra el acoso tras la muerte de Tyler Clementi, el joven de 18 años que se suicidó en 2010 ante el hostigamiento que sufrió por ser gay. Una muerte que motivó a la autora de la autobiografía Monica’s Story a compartir sus vivencias con la esperanza de ayudar a otros mostrando lo que define como sus más terribles "momentos de humillación”, y darle así sentido a sus vivencias.

Más información