Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dudas sobre quién mató al león Cecil

Sigue sin conocerse la nacionalidad del cazador que pagó 50.000 euros por cazar al felino

La muerte del león Cecil sigue levantando ampollas. Consumada la tragedia (se trataba del felino más querido de Zimbabue), queda aún por conocerse la identidad del cazador que pagó 50.000 euros por matarlo. Johnny Rodrigues, director del Equipo de Conservación de Zimbabue (ZCTF), aseguraba a EL PAÍS el viernes que el cazador de Cecil era de nacionalidad española y que aún no había sido detenido. Sí habían sido puestas a disposición judicial las otras dos personas que completaban la expedición, de las que no quiso revelar las identidades por no tenerlas confirmadas. El domingo, sin embargo, el diario británico The Telegraph revelaba que el autor de los disparos que acabaron con la vida de Cecil era estadounidense. Citaba para ello las declaraciones de uno de los acompañantes contratados por el cazador, que aseguraba que tenían permiso para cazar un león en esa zona, y que no eran conscientes de que estaban abatiendo al emblemático felino.

El diario británico The Guardian también afirma que la nacionalidad del cazador es española, citando como fuentes a las autoridades de Zimbabue. EL PAÍS ha vuelto a ponerse hoy en contacto con Rodrigues, que en esta ocasión no ha querido manifestarse sobre el país de origen de quien disparó a Cecil. "No podemos dar el nombre hasta que no tengamos confirmación de la identidad de forma definitiva", se ha excusado.

Rodrigues asegura que están trabajando para confirmar el nombre de la persona que dejó a Zimbabue sin uno de sus símbolos mientras paseaba por las afueras del parque nacional de Hwange, donde vivía el felino.

"Hay quien apunta que es español, pero no puedo confirmarlo. Si están comentado que es americano, no entiendo por qué está cazando en África". El director de ZCTF recuerda que hay una prohibición contra la importación desde Zimbabue a EE UU de cualquier trofeo de animales de caza mayor como leones o elefantes. "Me extraña. Creo que alguien está tratando de cubrirse", concluye Rodrigues.

Más información