Batkid, el superhéroe en miniatura tiene documental

Silicon Valley siente adoración por el hombre murciélago, un personaje cargado de ‘gadgets’

¿Puede un niño salvar la ciudad? Difícil misión, pero le hicieron creer lo contrario. Durante un día, el 15 de noviembre de 2013, San Francisco se volcó con el deseo del pequeño Miles Scott, enfermo de cáncer. A sus cinco años sufría leucemia y quería hacer realidad su sueño. Por una jornada quería convertirse en Batkid, una versión reducida del hombre murciélago.

Los miembros de la organización sin ánimo de lucro que promueve este tipo de acciones esperaban que un centenar de personas colaborasen. El resultado fue muy diferente: 16.077 voluntarios registrados. Más de 20.000 personas le aplaudieron en el Ayuntamiento. La arteria principal de la ciudad, la calle Market, terminó cortada, y tuvo un cortejo que escoltó su Lamborghini negro hasta el AT&T Park, el estadio de los Giants, lleno a rebosar. Antes, se entretuvo salvando a una damisela a punto de resultar atropellada por el tranvía.

El alcance del improvisado teatro fue tal que hasta el presidente Obama se sumó a la función a través de un mensaje en vídeo online: “Corre, Miles. Salva a Gotham, corre”.

La pasión de Silicon Valley por este héroe de las tinieblas no es casual. A diferencia del resto del catálogo de personajes cuyos poderes especiales sirven para salvar a la humanidad, a Batman no se le percibe más allá de un rasgo: su uso de la tecnología. La adoración por este hombre embutido en látex negro no tiene visión nocturna, ni poderes para doblar el acero o frenar las balas. Tampoco una intuición que le permita ver el futuro. Su fortaleza reside en un extenso catálogo de gadgets.

Hoy, Batkid es, como les gusta etiquetar a quienes superan la enfermedad, un superviviente. Liza Meak quiso inmortalizar el hito con un documental. En pocos días lo consiguió con una campaña en Indiegogo, la plataforma de financiación colectiva. El viernes llega a los cines el documental que conmemora los hechos. Las entradas, a 16 dólares (14 euros) en los cine Kabuki, se han agotado durante todo el fin de semana. San Francisco crea sus mitos, los encumbra con Trending Topics que llegan hasta el último del rincón del planeta, y tira de ciber colecta para financiarlo. El impacto de esta hazaña solo en impresiones online se estima en más de 1.800 millones. Se publicaron más de medio millón de tuits. Años y años, pensando que Gotham, la ciudad de las hazañas del misterioso justiciero, era Nueva York, para descubrir que la bruma de San Francisco era su verdadero hogar.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción