Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos semanas sin contacto con Marte

Entre el 7 y el 21 de junio, Marte estará justo detrás del Sol y la NASA interrumpe las comunicaciones con sus cinco sondas allí

Diagrama de las posiciones de Marte, la Tierra y el Sol durante la conjunción de Marte, que se produce aproximadamente cada 26 meses.
Diagrama de las posiciones de Marte, la Tierra y el Sol durante la conjunción de Marte, que se produce aproximadamente cada 26 meses.

Marte y la Tierra, siguiendo sus órbitas alrededor del sol, estarán próximamente cada uno a un lado de la estrella. Es lo que se llama conjunción de Marte, cuando ese planeta está detrás del Sol visto desde el nuestro. En esta situación el Sol afecta a las radiotransmisiones entre ambos cuerpos del Sistema Solar hasta el punto de que la NASA va a interrumpir la conexión con los cinco artefactos que tiene funcionando en el planeta rojo: tres en órbita o dos rodando por el suelo. Serán dos semanas sin comunicaciones, desde el próximo domingo 7 de junio hasta el 21, y los datos científicos que los satélites y vehículos todoterreno puedan toman en ese tiempo se almacenarán en sus ordenadores de a bordo y no se enviarán a la Tierra hasta finales de mes.

La conjunción de Marte se produce aproximadamente cada 26 meses, recuerda la NASA, y varias de sus naves han pasado ya por esta situación en la que las comunicaciones resultan seriamente afectadas y pueden incluso poner en peligro las propias misiones (por ejemplo si reciben instrucciones incompletas desde Tierra). Incluso en los días anteriores al 7 de junio y posteriores al 21, habrá restricciones al envío de órdenes a los equipos en Marte.

Solo para una de las cinco misiones, la Maven, que se puso en órbita de Marte el pasado septiembre, esta es la primera conjunción. Seguirá tomando datos de la atmósfera del planeta rojo durante las dos semanas de apagón de comunicaciones, almacenará la información a bordo y la enviará cuando Marte este de nuevo en línea de visión de la Tierra.

Otros dos satélites, el Mars Odyssey y el Mars Reconnaissance Orbiter (MRO) también seguirán funcionando e incluso transmitirán datos a la Tierra, pero, como se espera que lleguen muy deteriorados o que no lleguen, a la vez se almacenarán a bordo para ser volcados a finales de mes. La Mars Odyssey llegó a Marte en 2001 y esta será su séptima conjunción; para la MRO, que llegó a Marte en 2006, será la quinta.

Varias de las naves han pasado ya por esta situación

En cuanto a los vehículos de superficie, el Opportunity, que aterrizó en Marte en 2004 y pasará su sexta conjunción, y el Curiosity, que llegó en 2012, seguirán enviando datos a los satélites en órbita marciana, donde se almacenarán para su reenvío a la Tierra tras la pausa de comunicaciones. Tanto el equipo del MRO como el del Curiosity han limpiado estos días parte de los datos almacenados en la memoria de los ordenadores para optimizar su capacidad de almacenamiento de información durante la conjunción, informa la NASA en un comunicado.

Más información