Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marruecos, el difícil avance hacia la modernización

El nuevo Código Penal castiga el adulterio y la homosexualidad pero no la poligamia

La sociedad marroquí debate desde abril cuestiones que marcarán la vida de las próximas décadas. El Gobierno del presidente islamista moderado, Abdelilá Benkiran, ha emprendido la reforma de un Código Penal que data de 1962. La reforma contempla artículos que nadie cuestiona, como la penalización del racismo, del acoso sexual a las mujeres o la instauración de castigos alternativos a las penas de cárcel. Pero hay otros en relación con las libertades individuales que hacen temblar a los más progresistas.

El anteproyecto, que podría ser presentado a finales de este mes en el Parlamento, prevé penas de uno a cinco años de cárcel para quien se burle de Dios o el profeta. Se castigaría a quienes incumplan en público el ayuno del ramadán (hasta un año de prisión), a los homosexuales (desde seis meses a tres años de cárcel) y a los adúlteros (de uno a tres meses). Y además, se prevén circunstancias atenuantes para los crímenes de honor.

Por supuesto, la poligamia no se prohíbe. El ministro de Justicia que promueve el anteproyecto, Mustapha Ramid, tiene dos mujeres. Y el de Relaciones con el Parlamento, Lahbib Choubani, de 52 años, casado y con cuatro hijos, anunció a principios de abril su compromiso de contraer matrimonio con la ministra de Enseñanza Superior, Soumia Benkhaldoun, de 53 años. Ella, prestigiosa ingeniera divorciada desde hace dos años, aceptó. El presidente Benkirane les dijo que si querían casarse tendrían que salir del Gobierno. Y los dos han presentado su dimisión esta semana ante el rey.

El monarca Mohamed VI, mientras tanto, promueve un informe de expertos que podría concluir con la despenalización del aborto. Pero hay quienes aseguran que la sociedad es más conservadora que su rey. Y podría quedar tan satisfecha con el Código como la ya exministra con la poligamia. El debate es democrático y transparente. Los críticos han puesto a circular la etiqueta #Nopasaran en las redes sociales. Pero el islamista Partido de la Justicia y el Desarrollo cuenta con mayoría simple en el Parlamento.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.