Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Esperen a tener el resultado final”

El presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, asegura que en el proceso de revisión de las normas de supervisión algunos países piden menos control y las ONG siempre quieren más

Jim Yong Kim durante una reunión del BM el pasado 13 de abril.
Jim Yong Kim durante una reunión del BM el pasado 13 de abril. AFP

Al presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, las revelaciones del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por sus siglas en inglés) de que 3,4 millones personas han sido desplazadas de forma forzosa por proyectos financiados por la institución que representa, le han sorprendido en medio de la reunión de primavera de la institución que se celebra en Washington DC. No es la primera vez que recibe críticas a la política del banco para la protección de las poblaciones vulnerables, unas normas que están en pleno proceso de consultas y que pueden ser cambiadas de arriba abajo. Los más escépticos dicen que el resultado final será una normativa descafeinada que dejará más libertad a los gobiernos locales para llevar a cabo desalojos involuntarios como los que relatan las informaciones que acompañan a los datos publicados por el ICIJ.

Sin embargo, el mensaje de Kim llama a la serenidad: “Esperen a ver el producto final”. Eso le dijo hoy en una entrevista exclusiva a Raj Kumar, redactor jefe de Devex, en un receso de la reunión.

Las políticas de protección del BM se están revisando. Ya se ha completado una segunda ronda de consultas con representantes de la sociedad civil de todo el mundo. Ahora, será el consejo ejecutivo del banco el encargado de la aprobación de la propuesta a inicios del verano. Si este segundo borrador no es aprobado, el documento pasará a una tercera ronda de consultas.

El presidente del BM sostiene que la revisión de las normas de protección no supone una disolución de los compromisos sociales y medioambientales del Banco Mundial. “Queremos hacer una política realmente novedosa y muchos aspectos aún están sin decidir, a pesar de que se puedan sacar muchas conclusiones precipitadas de mis palabras, la verdad es que estamos haciendo el proceso de consulta más amplio que se haya hecho jamás, y aunque es cierto que no podremos diseñar una regla específica para cada grupo, creo que en términos de protección medioambiental y de discriminación de las poblaciones indígenas estamos avanzando de un modo significativo casi en todas las áreas”, declaró a Devex.

Kim pide a “los que no están felices” con sus políticas que esperen a “tener listo el documento final”. “Es posible que entonces todavía haya personas que no están a gusto con el resultado, pero hay que recordar que en estos proyectos siempre hay dos caras de la moneda. Algunos países piden menos control y medidas de protección y las ONG siempre quieren más”, advirtió.

En opinión de Kim esta es una de las consecuencias del multilateralismo: “En mi consejo tengo 188 países miembros, eso quiere decir que están representados todos los conflictos del mundo, y aún así estamos consiguiendo avanzar. La buena noticia es que nos hemos hecho amigos y estamos trabajando duro en la búsqueda de una solución que haga menos infelices a las personas que están de un lado y otro de cada problema”.