Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

SOS en el hipódromo de la Zarzuela

Las carreras de caballos son una industria en todo el mundo, desde Australia a Japón, pasando por EE UU, Reino Unido, Francia, llegando a ser el 2% de su PIB. En España, después de gastarnos casi 70 millones de euros a través de la SEPI, está cerrado. Nuestros caballos emigran a Francia (donde están corriendo de manera notable).

El daño también repercute en el campo y las perspectivas para nuestros criadores es desesperante, los despidos en las cuadras van en aumento. Se ha querido desmantelar a la Sociedad de Fomento, que lleva casi doscientos años regulando las carreras. Todo este asunto ha acabado en los juzgados. La solución tiene que ser al galope.— Carlos Pellón Priego.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.