Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Músculo, curvas y vocación: el mundo perfecto de las 'cheerleaders'

La revista neoyorquina 'Victory journal' celebra en su octavo número el colorido universo de las 'cheerleaders' estadounidenses

Una de las obras fotografías de 'Victory journal'
Una de las obras fotografías de 'Victory journal'

"Esta es una de aquellas historias que tienes ahí enfrente, pero no la ves. La clave es la forma en que Abbey, la fotógrafa, capta la naturaleza de la cheerleader. Es tan inquietante y divertida que lo hace todo realmente especial. Me encanta el modo en que una historia así funciona como reportaje, pero también como un editorial de moda algo cachondo que puede interesar tanto a hombres como a mujeres”. Así resume Christopher Isenberg, editor de Victory Journal, publicación de orientación deportiva y vocación estética nacida en Nueva York, las fotos que componen el trabajo que realizó la fotógrafa Abbey Drucker durante el tiempo que pasó junto a las cheerleaders de los Miami Dolphins. Se publicaron doce instantáneas en el octavo número de esta revista, punta de lanza de una tendencia que busca dignificar los medios dedicados al deporte, tanto desde la vertiente periodística –incluyen reportajes de investigación sobre luchadoras de wrestling que fueron agentes infiltrados de la DEA– como de la estética –son capaces de convertir algo tan visualmente poco atractivo como un partido entre el Everton y el Liverpool en un ejercicio casi de preciosismo–. Han pasado de tener 16 páginas a 120. Su próximo número será el primero en aceptar suscripciones

Aunque es bastante más agradecido retratar a una rubia con pompones que a un desdentado seguidor del Liverpool trajinando pintas en un pub cuyo techo es verde Silk Cut mentolado, no por eso es menos meritorio el trabajo de Abbey Drucker, quien guiada por la preparadora de las cheerleaders de los Dolphins, tuvo acceso a todos los estadios del entrenamiento de estas profesionales. Al igual que los jugadores, también hacen pretemporada y reuniones pre y pospartido.

Abbey admite que de las animadoras admira su fuerza de voluntad y su dedicación. “Son una combinación perfecta entre músculo, curvas y vocación por alcanzar la perfección. Trabajo con muchas mujeres bellas en mi estudio, pero una cheerleader siempre es algo especial”.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información