Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Algo más que melón con jamón

Adiós a quedar relegada al final del menú. Los gajos de mango casan bien con el salmón. La sandía, con el atún. Y las fresas, sobre el ceviche. A continuación, sugerencias frescas para dar un toque personal y equilibrado a los platos principales. El único límite es la imaginación.

  •   Los ponches de té  con frutas son una opción muy interesante y que admiten múltiples variantes para los meses de calor. Si se mezclan con una pequeña parte de alcohol se conseguirá un trago largo refrescante y de baja graduación. Y, añadiendo moras, frambuesas o fresas troceadas, y sirviendo en una copa o bol con cuchara, conseguimos un postre.    Ingredientes:  Para 4 personas: 3 tazas de té verde concentrado recién hecho (preparado con el doble de la cantidad de té que una taza normal), 150 mililitros de ron añejo, azúcar moreno o miel al gusto, un plátano, un mango, tres limas, hielo.    Preparación:  1. Mezclar la miel o el azúcar con una de las tazas de té caliente hasta que se disuelva bien y dejar enfriar. 2. Cortar el mango en láminas, y el plátano y una de las limas (con piel) en rodajas, ponerlos en una jarra junto al té, el ron y el zumo de las otras dos limas. 3. Rellenar con hielo y dejar reposar hasta que esté helado. 4. Servir la bebida asegurándose de que en cada vaso cae algo de fruta.
    1Ponche tropical de té y ron 

    Los ponches de té con frutas son una opción muy interesante y que admiten múltiples variantes para los meses de calor. Si se mezclan con una pequeña parte de alcohol se conseguirá un trago largo refrescante y de baja graduación. Y, añadiendo moras, frambuesas o fresas troceadas, y sirviendo en una copa o bol con cuchara, conseguimos un postre.

    Ingredientes: Para 4 personas: 3 tazas de té verde concentrado recién hecho (preparado con el doble de la cantidad de té que una taza normal), 150 mililitros de ron añejo, azúcar moreno o miel al gusto, un plátano, un mango, tres limas, hielo.

    Preparación: 1. Mezclar la miel o el azúcar con una de las tazas de té caliente hasta que se disuelva bien y dejar enfriar. 2. Cortar el mango en láminas, y el plátano y una de las limas (con piel) en rodajas, ponerlos en una jarra junto al té, el ron y el zumo de las otras dos limas. 3. Rellenar con hielo y dejar reposar hasta que esté helado. 4. Servir la bebida asegurándose de que en cada vaso cae algo de fruta.

  •   Las fresas y el vinagre  se llevan bien: ponerles un chorrito de este a las fresas más ácidas es un truco popular que hace que saquen todo su dulzor. La mezcla de esta fruta con anchoas puede resultar más arriesgada, pero el contraste entre ambas y la untuosidad que aporta el aceite de oliva hace de esta una propuesta óptima para el verano.    Ingredientes:  Para 4 personas: 150 gramos de rúcula, 300 gramos de fresas, 2 bolas de mozzarella de búfala (o 16 mozzarellas en miniatura), un puñado de brotes de cebollino (opcional), 12 filetes de anchoa, sal, pimienta, 2 cucharadas de vinagre de moscatel o Pedro Ximénez, 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta rosa.    Preparación:  1. Mezclar el vinagre con la sal y el aceite, haciendo una vinagreta. 2. Lavar las fresas y cortarlas en cuartos o en octavos, si son muy grandes. 3. Montar la ensalada poniendo una base de rúcula y (si se quiere) cebollino, después las fresas y encima la mozzarella, terminando con los filetes de anchoa, y aliñando con la vinagreta y un toque de pimienta.
    2Ensalada de fresas y mozzarella 

    Las fresas y el vinagre se llevan bien: ponerles un chorrito de este a las fresas más ácidas es un truco popular que hace que saquen todo su dulzor. La mezcla de esta fruta con anchoas puede resultar más arriesgada, pero el contraste entre ambas y la untuosidad que aporta el aceite de oliva hace de esta una propuesta óptima para el verano.

    Ingredientes: Para 4 personas: 150 gramos de rúcula, 300 gramos de fresas, 2 bolas de mozzarella de búfala (o 16 mozzarellas en miniatura), un puñado de brotes de cebollino (opcional), 12 filetes de anchoa, sal, pimienta, 2 cucharadas de vinagre de moscatel o Pedro Ximénez, 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta rosa.

    Preparación: 1. Mezclar el vinagre con la sal y el aceite, haciendo una vinagreta. 2. Lavar las fresas y cortarlas en cuartos o en octavos, si son muy grandes. 3. Montar la ensalada poniendo una base de rúcula y (si se quiere) cebollino, después las fresas y encima la mozzarella, terminando con los filetes de anchoa, y aliñando con la vinagreta y un toque de pimienta.

  •   El potente sabor ácido  y la textura crujiente de la manzana Granny Smith la hacen perfecta para combinar con ensaladas de hoja verde, acompañadas de quesos o ahumados. Además, tardan mucho en oscurecerse, con lo que si se consume en un tiempo prudencial no es necesario mojarla con limón, algo que la volvería demasiado ácida.    Ingredientes:  Para 4 personas: 300 gramos de bacalao desalado desmigado, 2 manzanas ácidas verdes (tipo Granny Smith), 3 tomates grandes tipo raf o corazón de buey, una cebolla morada grande, 80 gramos de aceitunas negras, 4 cucharadas de vinagre de manzana, 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta.    Preparación:  1. Pelar la cebolla, cortarla en juliana fina y ponerla en un bol con la mitad del vinagre durante media hora para que pierda fuerza. 2. Pelar y picar el tomate en dados medianos. 3. En un tarro, plato o fuente (si se va a hacer una sola ración para compartir) hacer una base con la cebolla, poner encima el bacalao, después el tomate y encima de todo la manzana a dados cortada en el último momento y sin pelar. 4. Regar con una vinagreta hecha con el resto del vinagre, el aceite de oliva, sal y pimienta.
    3Esqueixada de bacalao con manzana verde 

    El potente sabor ácido y la textura crujiente de la manzana Granny Smith la hacen perfecta para combinar con ensaladas de hoja verde, acompañadas de quesos o ahumados. Además, tardan mucho en oscurecerse, con lo que si se consume en un tiempo prudencial no es necesario mojarla con limón, algo que la volvería demasiado ácida.

    Ingredientes: Para 4 personas: 300 gramos de bacalao desalado desmigado, 2 manzanas ácidas verdes (tipo Granny Smith), 3 tomates grandes tipo raf o corazón de buey, una cebolla morada grande, 80 gramos de aceitunas negras, 4 cucharadas de vinagre de manzana, 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, sal, pimienta.

    Preparación: 1. Pelar la cebolla, cortarla en juliana fina y ponerla en un bol con la mitad del vinagre durante media hora para que pierda fuerza. 2. Pelar y picar el tomate en dados medianos. 3. En un tarro, plato o fuente (si se va a hacer una sola ración para compartir) hacer una base con la cebolla, poner encima el bacalao, después el tomate y encima de todo la manzana a dados cortada en el último momento y sin pelar. 4. Regar con una vinagreta hecha con el resto del vinagre, el aceite de oliva, sal y pimienta.

  •   Las ciruelas, las manzanas,  los albaricoques o el membrillo a la parrilla son un acompañamiento muy sencillo de preparar –pero con un efecto sorpresa muy interesante– para asados y barbacoas. Otra buena manera de integrar la fruta con carne y pescado es cortándola a dados, como ingrediente de salsas del estilo del pico de gallo mexicano.    Ingredientes:  Para 4 personas: 4 filetes de secreto ibérico de unos 150 gramos cada uno, una lima, una punta de jengibre, 2 cucharadas de Sriracha (opcional), ½ cucharadita de cúrcuma, 4 ciruelas rojas, 4 ciruelas amarillas, cilantro, sal en escama, aceite de sésamo.    Preparación:  1. Rallar la piel de la lima y una punta de jengibre pelado (½ cucharadita) y mezclar con la cúrcuma, la Sriracha (si se quiere), dos cucharadas de aceite de sésamo y dos de zumo de lima. 2. Pintar los filetes de secreto y las ciruelas (cortadas por la mitad y sin hueso) y dejar marinar durante dos horas. 3. En la parrilla bien caliente, hacer la carne y las ciruelas por ambos lados y servir, añadiendo sal en escama y cilantro picado en el último momento.
    4Secreto estilo thai con ciruelas a la parrilla 

    Las ciruelas, las manzanas, los albaricoques o el membrillo a la parrilla son un acompañamiento muy sencillo de preparar –pero con un efecto sorpresa muy interesante– para asados y barbacoas. Otra buena manera de integrar la fruta con carne y pescado es cortándola a dados, como ingrediente de salsas del estilo del pico de gallo mexicano.

    Ingredientes: Para 4 personas: 4 filetes de secreto ibérico de unos 150 gramos cada uno, una lima, una punta de jengibre, 2 cucharadas de Sriracha (opcional), ½ cucharadita de cúrcuma, 4 ciruelas rojas, 4 ciruelas amarillas, cilantro, sal en escama, aceite de sésamo.

    Preparación: 1. Rallar la piel de la lima y una punta de jengibre pelado (½ cucharadita) y mezclar con la cúrcuma, la Sriracha (si se quiere), dos cucharadas de aceite de sésamo y dos de zumo de lima. 2. Pintar los filetes de secreto y las ciruelas (cortadas por la mitad y sin hueso) y dejar marinar durante dos horas. 3. En la parrilla bien caliente, hacer la carne y las ciruelas por ambos lados y servir, añadiendo sal en escama y cilantro picado en el último momento.

  •   Una bomba gastronómica.  Y no por las calorías que contengan estos caramelos de frambuesa y Physalis, sino por la presencia de anhídrido carbónico atrapado en su interior. Chefs como Ferran Adrià o Darío Barrio han incorporado este divertido dulce a sus menús, tanto en los postres como en preparaciones saladas.    Ingredientes:  Para 4 personas: 150 gramos de frambuesas, 100 gramos de Physalis, 100 gramos de cobertura de chocolate con 70% de cacao, hojas tiernas de menta, 2 sobres de Peta-Zetas.    Preparación:  1. Lavar y dejar secar completamente las frambuesas y los Physalis. 2. Fundir el chocolate (en el microondas a baja potencia o al baño María). 3. Rellenar los huecos de las frambuesas con Peta-Zetas y tapar con una gota de chocolate fundido, pegando una hoja pequeña y tierna de menta en cada una de ellas. 4. En el chocolate sobrante bañar uno a uno los Physalis, y rebozarlos posteriormente en un pequeño bol con el resto de peta-zetas. 5. Dejar enfriar hasta que el chocolate se solidifique y servir.
    5Frambuesas y 'physalis' con chocolate y peta-zetas 

    Una bomba gastronómica. Y no por las calorías que contengan estos caramelos de frambuesa y Physalis, sino por la presencia de anhídrido carbónico atrapado en su interior. Chefs como Ferran Adrià o Darío Barrio han incorporado este divertido dulce a sus menús, tanto en los postres como en preparaciones saladas.

    Ingredientes: Para 4 personas: 150 gramos de frambuesas, 100 gramos de Physalis, 100 gramos de cobertura de chocolate con 70% de cacao, hojas tiernas de menta, 2 sobres de Peta-Zetas.

    Preparación: 1. Lavar y dejar secar completamente las frambuesas y los Physalis. 2. Fundir el chocolate (en el microondas a baja potencia o al baño María). 3. Rellenar los huecos de las frambuesas con Peta-Zetas y tapar con una gota de chocolate fundido, pegando una hoja pequeña y tierna de menta en cada una de ellas. 4. En el chocolate sobrante bañar uno a uno los Physalis, y rebozarlos posteriormente en un pequeño bol con el resto de peta-zetas. 5. Dejar enfriar hasta que el chocolate se solidifique y servir.