Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cómo superar una ruptura a los 37 años

He aquí unos consejos para Chris Martin

O para todos los hombres que se queden sin pareja con los 40 años aguardando a la vuelta de la esquina

Cómo superar una ruptura a los 37 años
CORDON

Romper en la adolescencia es un drama de dimensiones dickensianas. Eso sí: pasan dos días y ya estás pensando qué ponerte para la fiesta del viernes. A los 20, ni siquiera sucede esa sacudida inicial: que te deje la novia es una pequeña piedra en el camino. Pero cuando una ruptura sentimental sucede en la década de los 30, ay, amigo, todo se torna mucho más complicado; especialmente, cuando se encuentra en la mitad de la década e implicó a los amigos en un bodorrio descomunal, tuvo hijos, se compró una casa a pachas (o una bicicleta) y cogió verdadero cariño a los suegros (a veces, pasa). Entonces, toca volver a empezar. Que se lo digan a Chris Martin, cuyo divorcio de Gwyneth Paltrow salía ayer a la luz. Ya que el mundo es hoy un sitio menos romántico, convirtámoslo, al menos, en un lugar cómodo y práctico. He aquí un puñado de claves para superar una ruptura con la edad de líder de Coldplay: 37 años. Si tiene entre 35 y 40, también puede seguir leyendo. Va por ti, Martin.

Dígalo alto y claro: No hay edad para el amor. “Parece una obviedad, pero aún sigue existiendo una especie de vergüenza social por estar soltero o separado a los 37”, cuenta el coach Julio Rosales.

Sin comunicación, por un tiempo. Gwyneth y Chris tendrán que verse por la custodia de los hijos, Apple y Moses. Y como ellos, todas las parejas con descendencia. Pero más allá de eso, es necesario mantener las distancias con un ex durante una primera etapa. Luego, quizás, vendrá la amistad.

No tiene 27 primaveras. Lo cuenta Rosales: “Hay hombres que inician una relación a los 27, rompen a los 38 y siguen su vida como si hubieran vuelto a los 27”. Ese comportamiento artificial explotará tarde o temprano. “Vale, queda con tus amigos para jugar a la Play durante horas. Eso está bien. Pero no salgas de marcha cada noche como si tuvieras diez años menos, pues tu cuerpo no lo aguantará. Y cuando venga la resaca y la sensación de ridículo, tu autoestima puede resentirse”, apuntilla el coach.

Internet es su amigo. Es muy probable que el líder de Coldplay no esté ahora mismo haciéndose una cuenta en Meetic, pero usted no canta en una banda que llena Las Ventas, así que no pasa nada por que busque su alma gemela en la Red.

¿Pero lo hago ya? No. El coach Julio Rosales alerta de los riesgos de empezar una relación justo después de otra: “Es inevitable hacer comparaciones y acabaremos echando de menos a nuestra antigua pareja. Y podríamos confundirmos. Pero añorar no es amar”.

Comprenda a sus amigos. Como decía aquella canción de Ella baila sola, "si nada es tuyo y nada es mío, ¿cómo nos repartimos los amigos?”. Hay que ser generoso con los colegas y no exigirles eso de: “Ya no es mi esposa. No le hables”. Si les pediste en su momento que la quisieran, ¿no es cruel reclamarles ahora que la odien?”.

Gimnasio: sí, por favor. “Es estupendo eso de ponerse a punto: mimarse y cuidarse para volver al mercado”, afirma el coach. Y continúa: “Pero siempre que se haga por uno mismo y no para impresionar a tu ex”.

Puedes seguir ICON en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información