Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Médico de familia’ contra ‘Los hombres de Paco’

Compiten una serie de médicos con una de policías, pero a la vez dos ficciones más allá de las profesiones donde mucho tienen que decir en la trama las familias y amigos

ACTUALIZACIÓN: Los hombres de Paco gana a Médico de familia con un 57,16% de los votos.

Encuesta

Por motivos informativos la encuesta ya está cerrada al voto

  • Médico de familia 0%
  • Los hombres de Paco 0%

Esta encuesta no es científica, responde tan sólo a las respuestas de los lectores que desean exponer su opinión.

 

Son dos series en las que las historias familiares tiene mucho que decir, ficciones más allá de las historias sobre médicos o policías, aunque ambas profesiones ocupan una parte importante en las tramas. La historia de amor entre Nacho Martín y su cuñada Alicia, o el romance entre Sarita y Lucas. Médico de familia cuenta cómo un facultativo viudo intenta rehacer su vida mientras lidia con tres hijos, un padre y una señora de la limpieza que es una más del núcleo familiar de Nacho Martín. Una serie de nueve temporadas que terminó en 1999 con casi 8,5 millones de espectadores ante el televisor. Entre los casos policiales y las intrigas mafiosas, el inspector jefe Paco Miranda tiene que lidiar con su familia y amigos, y superar que su hija adolescente se enamore de uno de sus hombres de confianza.

Médico de familia

Por Manuel Valdivia, co-creador de la serie.

¿Superará Nacho Martín el dolor por la muerte de su esposa y se casará algún día con su cuñada Alicia? Con este detonante sencillo comenzaba el 15 de septiembre de 1995 en Telecinco Médico de familia, la primera serie protagonizada por Emilio Aragón. El impacto de aquel primer episodio fue brutal: 5,5 millones de espectadores y un 42% de share. Nadie se esperaba un éxito tan desaforado pero el fenómeno más importante de la ficción televisiva española estaba por explotar. Nacho y Alicia (Lydia Bosch) se casaron en la quinta temporada, ante 11 millones de espectadores, un 60% de share. Hubo un antes y un después de Médico de familia. La serie cambió las reglas del juego de un puñetazo y sentó las bases para la creación de una industria de la ficción televisiva en España, hasta entonces casi inexistente. Médico de familia es el big bang de la ficción española.

¿Cuál fue el secreto del éxito apabullante de Médico de familia en Telecinco? Entonces se llegó a decir que disponíamos de un laboratorio de investigación sociológica donde se cocían las tramas con precisión geométrica para poder contentar a todo tipo de públicos. Nosotros nos moríamos de la risa cuando oíamos eso. El único plan era contar historias reales, de gente corriente. Historias divertidas, cotidianas, entrañables, tristes, conmovedoras. Pequeñas y grandes historias, siempre desde la naturalidad, desde la verdad. Hicimos de nuestra inexperiencia profesional nuestra principal virtud. Tiramos de las cosas que nos pasan cada día, de las vidas de nuestros amigos, nuestras parejas, nuestras familias. Surgió la rara química de un grupo de actores, escritores y directores que hicieron de todo aquello algo que concernía a todo el mundo. Médico de familia hablaba de nosotros y la audiencia se reconoció en ello.

La serie se mantuvo durante nueve temporadas sin desfallecer porque supo evolucionar con sus personajes. María, la niña que en el episodio 1 se escapaba de casa porque echaba de menos a su madre muerta, se hizo mayor y la vimos con sus primeros novios. Nacho y Alicia tuvieron mellizos. Poli y la Juani se casaron por fin. Marcial murió en un accidente y fue una tragedia nacional. Se hicieron queridos para todos. Eran parte de nuestra propia familia.

El último episodio de Médico de familia se emitió el 21 de diciembre de 1999. Lo vieron 8,5 millones de espectadores, un 46,2% de share, cifras impensables en la actualidad. Sus historias corrientes también llegaron al corazón de la audiencia en todos los países en que se emitió. Los escritores y directores que tuvimos la suerte de empezar allí iniciamos después un largo recorrido profesional: Compañeros, Periodistas, Policías en el corazón de la calle, Siete vidas, Un paso adelante, Los Serrano, Aída, Águila roja y tantas otras. Las células madre de Médico de familia están en todo lo que vino después. Sólo por eso, merece considerarse como la serie más importante de nuestra ficción.

Los hombres de Paco

Por Iván Escobar, guionista y coproductor de la serie.

¡¡No voten a Los Hombres de Paco!! Si les han propuesto votar a las mejores series nacionales… elijan alguna otra. Hay muchas opciones: series graciosas, históricas, familiares, nostálgicas… pero… ¿Los hombres de Paco? ¿En serio? ¿Por qué votar una serie que nunca ganó un TP de Oro, ni un premio Ondas? Una serie centrada en una comisaría llena de policías ineptos con tramas tan delirantes como descongelar a Walt Disney, acudir a Irak a capturar a Bin Laden, cocinar el brazo incorrupto de Santa Teresa o creer que al comisario (Juan Diego) le habían sodomizado, cuando en realidad tenía almorranas. Ideas locas, absurdas, delirantes... y graciosas. Todavía recuerdo las dos cosas que me dijo mi madre (que como todas las madres es sabia) después de emitirse el primer capítulo de Los Hombres de Paco: “Hijo… ¿por qué esos señores dicen tantos tacos?”. Y segundo comentario: “¿Por qué no sacas unas oposiciones y te buscas un trabajo de verdad?”. Ocho años después, confieso que mi madre tenía razón en las dos cosas. Sin embargo, Los hombres de Paco fue una serie de éxito. Ocho temporadas, 117 capítulos y una legión de seguidores que semana a semana sintonizaba Antena 3 a las diez y media de la noche.

¿A qué se debía la audiencia de Los Hombres de Paco? ¿Por qué más de cuatro millones de espectadores lo seguían? ¿Qué es el Bosón de Higgs? ¿Qué sucede por las noches en la alcoba de la duquesa de Alba? Todos son grandes misterios sin resolver. Pero, volviendo a Los hombres de Paco, díganme otra ficción donde los problemas se resolviesen con un paquete de sobaos en una mano y un revolver Smith & Wesson en la otra. Donde los personajes se insultaban, se zarandeaban, se hacían daño… pero, irremediablemente, se querían. Pasión, comedia, amistad… Los hombres de Paco no dejaba indiferente a nadie: o la odiabas o te hacía gracia. Nuestra única norma era divertir.

Y ahí estaban actores como Carlos Santos, Paco Tous, Pepón Nieto, Hugo Silva, Juan Diego, Adriana Ozores, Michelle Jenner…. (…) Quizá no fuese la mejor serie del mundo, pero como a los hijos atolondrados, se la quería mucho. Y volviendo a la pregunta inicial: ¿Qué serie de ficción voto? Ni idea… me sucede como al dueño de los Hoteles Hilton que, los últimos años de su vida, afirmó estar tan sólo seguro de una cosa: “Si te duchas, es mejor que la cortina quede por dentro, a que quede por fuera”. Lo demás es misterio.