Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Desencantados

Así vive la generación nacida durante los años ochenta. Hijos de la democracia con un futuro brillante en un país de oportunidades. Fervientes defensores de la libertad, la educación y los derechos del pueblo. Se nos llenaba la boca con los números de las inscripciones a las universidades y les decíamos “estudia mucho y llegarás lejos”. Pero zas, se dieron contra el muro de la crisis. Y ahí terminó todo. Volvemos a la posguerra en la que sus bisabuelos tuvieron que emigrar a otros países para poder comer. Esta generación desencantada con su futuro cierra el círculo evolutivo en que cada generación conseguía tener algo mejor que la anterior. En este caso, vuelven a estar como hace años: emigrar o sobrevivir. El círculo se cierra sin saber cuál será la siguiente generación que pueda dar un paso adelante.— M. Eugènia Garcia Benet.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.