Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ana Torroja, al banquillo por fraude fiscal

La excantante de Mecano está acusada de cinco delitos contra Hacienda

Anticorrupción le pide 18 meses de cárcel y más de tres años la abogacía del Estado

La cantante Ana Torroja, junto a su ex abogado Ildefonso González- Grana de Oro, a su llegada al Juzgado de Instrucción número 7 de Palma. Ampliar foto
La cantante Ana Torroja, junto a su ex abogado Ildefonso González- Grana de Oro, a su llegada al Juzgado de Instrucción número 7 de Palma.

Desde 2007 la cantante Ana Torroja está en el punto de mira del fiscal anticorrupción Juan Carrau y del juez de Palma Antonio Garcias como supuesta defraudadora fiscal. Después de años de instrucción y distintas tentativas de negociar un pacto de conformidad, parece inevitable que la exvocalista de Mecano se siente en el banquillo, acusada por cinco delitos fiscales, por supuesta evasión y fraude al derivar sus ingresos a países extranjeros y paraísos fiscales. La abogacía del Estado le pide más de tres años de cárcel y la fiscalía, 18 meses. Deberá depositar dos millones de fianza civil con otros dos acusados, sus asesores.

La vida de Ana Torroja quedó ligada a Mallorca desde que se compró una bella casita de veraneo en Camp de Mar (Andratx), que fue el estudio del pintor y del espía inglés Tomás Harris, un tipo de novela en la guerra fría. Además, se casó a bordo de un barco por aguas insulares en las que suele bucear.

Para cerrar la compra de su chalé buscó un abogado de Mallorca, Gabriel Feliu, cuyo bufete familiar fue registrado por Anticorrupción al haberse especializado en anidar sociedades en paraísos fiscales. Varios de los abogados del despacho y distintos clientes millonarios han sido juzgados, condenados y han afrontado multas por fraude dentro de la Operación Relámpago.

En el juicio, Ana Torroja se sentará en el banquillo de los acusados junto a su exabogado mallorquín Gabriel Feliu (que fue letrado en Mallorca de Michael Douglas) y otro profesional, Octavio Fernández. Aún antes de la vista y en la misma apertura del juicio cabría un pacto de conformidad como ha sucedido en otros episodios semejantes emprendidos por el fiscal Carrau: con la asunción de la culpa, pago de lo defraudado más recargo y una multa, con lo que sería posible la rebaja de la posible pena.

Ana Torroja está siendo investigada desde 2007 y Hacienda cree que defraudó cerca de dos millones desde 2001. La excantante de Mecano niega que haya defraudado a la Hacienda española porque era residente en el extranjero.

La artista se negó a declarar repetidamente ante el juez Garcias —estaba en su derecho como imputada—, impugnó la legalidad de la causa penal en su contra solicitado la prescripción de alguno de los delitos y solicitó amparo ante el Tribunal Constitucional. Al intentar la negociación, Carrau reclamó el depósito de un millón de euros a las arcas públicas. La artista llegó a entregar 700.000 euros para avanzar en el posible acuerdo.

Hacienda cree que Ana Torroja evadió los pagos de cerca de dos millones de euros en impuestos —en seis años— a través de sus sociedades pantalla radicadas en el extranjero y en paraísos fiscales: las empresas Carlitos Way, ligada a otra, Thara Holding, ubicada en los Países Bajos y una rama en las Antillas holandesas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >