Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

La transformación del Hospital de la Princesa

La noticia de la transformación del Hospital de La Princesa en un “centro de alta especialización para patologías del anciano”, tal y como lo ha expresado Ignacio González en rueda de prensa, me ha entristecido profundamente. He sido alumna de Medicina de este hospital los pasados cuatro años, durante los cuales he comprobado la rigurosa profesionalidad con la que se trataba a los pacientes y la alta especialización de la atención prestada. Tanto es así, que el hospital es referencia para el tratamiento del ictus en la Comunidad de Madrid y uno de los más prestigiosos de España en trasplante de médula ósea o síndrome de Down.

Doy fe de que en el hospital también se ha atendido siempre a las personas mayores de una forma altamente especializada, por lo que no entiendo cuál es la ventaja de desperdiciar ahora los logros conseguidos en el resto de áreas, fruto de años de trabajo, investigación y una grandísima inversión de dinero público, para transformarnos en algo que ya éramos.

No entiendo cómo puede "potenciarse" el hospital cerrando servicios de los que dependen alrededor de 500.000 ciudadanos. No entiendo las ventajas de desmantelar este centro de tercer nivel de más de 50 años, en aras de “la racionalización de los recursos hospitalarios de la comunidad”. Y sí entiendo que los cambios no harán más que perjudicar la asistencia sanitaria prestada a los madrileños.— Cristina Marín Campos.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.