Cartas al director
i

¿Pintando una fuga de cerebros?

El 16 de marzo de 2012, la sociedad estatal Ingeniería y Servicios Aeroespaciales, SA (INSA), era suprimida como medida dentro del Plan de Reestructuración y Racionalización del Sector Público Empresarial. Esta supresión se tradujo en una absorción de INSA por ISDEFE aún en curso. Los beneficios netos de INSA en 2011 fueron de siete millones de euros. ¿Es esa una empresa ruinosa?

En España, el alumno universitario cuesta al Estado unos 7.000 euros al año. Sin embargo, medidas como la de la absorción de INSA ponen en peligro el trabajo de muchos ingenieros que, en su inmensa mayoría, se irán del país en busca de un trabajo mejor. Entonces nos lamentaremos de la fuga de cerebros… Todos estos profesionales, con su experiencia, se irán del país, perdiendo el dinero invertido en su formación y todo lo que tributen durante su vida profesional, pero no olvidemos que seguirán enriqueciendo a países como Alemania gracias a una formación pagada por España.

Por un ahorro estimado de 400.000 euros hacemos desaparecer una de las pocas empresas que existen en el país que permiten trabajar en ingeniería de alto nivel, ganando contratos internacionales que enriquecen a España… 400.000 euros son un cuadro de Cascos (190.000), un cuadro de Bono (82.000), una foto de Manuel Marín (25.000) y un suma y sigue por cada uno de los Ministerios. Son esos cuadros y fotos de nuestros ministros o los puestos de trabajo de 1.766 personas… Yo, sinceramente, lo tengo claro: elijo personas y trabajo; las fotos, si quieren, las hacemos nosotros.— José Miguel García Sarabia. 

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50