Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Movimiento 15-M registra nuevas solicitudes de concentración ante la Delegación del Gobierno

Los responsables de la acampada, a la espera de la doctrina general que dicte la Junta Electoral Central mientras el organismo provincial ratifica la prohibición

Los concentrados en la Puerta del Sol han registrado esta mañana nuevas peticiones para legalizar su situación y poder convocar de nuevo a concentrarse a las ocho de la tarde con la autorización de la Junta Electoral Provincial, después de que este organismo desautorizara ayer la propuesta, han informado fuentes de la Delegación del Gobierno en Madrid. La Delegación ha recibido las solicitudes, que también se han presentado en la propia junta.

La Delegación del Gobierno no ha tomado hasta el momento ninguna decisión, ya que está a la espera de que resuelva esta tarde de manera conjunta la Junta Electoral Central y les diga si tienen obligación de disolver a los concentrados o, por el contrario, pueden permanecer hasta el día de las elecciones. Esto incluiría la jornada de reflexión el próximo sábado, cuando está prohibida la celebración de todo hecho reivindicativo. La Junta Electoral Central se encuentra reunida desde a las cinco para tratar la protesta de Madrid y las que se están registrando en otros puntos de España tras la prohibición de ayer a la que, en todo caso, se hizo caso omiso. Al igual que pasó en Madrid, fueron prohibidas las acampadas en Sevilla y Granada, pero autorizada la de Valencia, por lo que tratan de fijar una doctrina común.

Un voto particular

La Delegación del Gobierno en Madrid también va a consultar a los abogados del Estado si la resolución de la Junta Electoral Provincial, por la que se prohibía la concentración de ayer miércoles a las ocho de la tarde, puede servir para rechazar de oficio las solicitudes registradas hoy en este organismo o, de nuevo, tendrían que elevar estas peticiones a la junta para que resolviera de nuevo. La decisión final se conocerá a lo largo de la tarde, según fuentes de la Delegación.

La prohibición, en todo caso, se hace cada vez más firme. La Junta Electoral Provincial de Madrid ha decidido a las seis de la tarde ratificar la decisión tomada por el presidente del organismo, Jesús Ángel Guijarro López. La ley autoriza al presidente a pronunciarse solo, pero después se tiene que ratificar en una reunión de la Junta con el visto bueno de la mayoría de los miembros con voto. La Junta la ha confirmado con los votos a favor de cuatro de los cinco miembros con derecho a voto. Los vocales designados por el PSOE y el PP en la Junta Provincial han dicho sí a la prohibición y el único voto particular que se ha producido es de uno de los vocales judiciales, el magistrado José Manuel Arias Rodríguez, que ha emitido un voto particular en el que critica que ayer no se convocase una reunión de la Junta para que la decisión la tomasen, desde el principio, todos sus miembros.

Lo que han confirmado fuentes de la Delegación del Gobierno y policiales es que el dispositivo de la Unidad de Intervención Policial (UIP, más conocidos por antidisturbios) se mantendrá durante toda la concentración y que hasta el momento no han recibido ninguna orden del Ministerio del Interior para disolver a los concentrados. Durante las últimas jornadas, la vigilancia de la zona estaba garantizada por más de 500 agentes, entre policías nacionales (el grueso del dispositivo) y municipales, que están en apoyo de los primeros.

Una manifestación en sábado

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, de visita en Lorca (Murcia), ha respondido que se está a la espera de la resolución que adopte la Junta Electoral Central con respecto a un eventual desalojo de los concentrados pero, a renglón seguido, ha dicho a todos los que critican que no se haya hecho cumplir la orden que la Policía está para resolver problemas y no para crearlos: "La filosofía de la Policía se sustenta en tres normas de funcionamiento: actuaciones congruentes, oportunas y proporcionadas".

Pase lo que pase, los concentrados ya han advertido que mantendrán la convocatoria independientemente de lo que decidan las juntas y la delegación del Gobierno. El Movimiento 11-M recoge firmas a través de internet para presentar ante a Junta Electoral con el fin de que avale estas concentraciones. A las cinco y cuarto llevaban 105.662 firmas.

Además que se les permita quedarse hoy, los acampados pretenden celebrar una manifestación el sábado, día de reflexión. El Tribunal Constitucional avala, en una sentencia del 2010, las manifestaciones que se realicen en la jornada de reflexión de unas elecciones, sean del tipo que sea, siempre que la capacidad de influir de estas en el electorado sea "remota".

Al margen de las decisiones tomadas por la asamblea, otro actor que ha entrado en acción es IU. La coalición de izquierdas ha recurrido ante la Junta Electoral la decisión de la Junta Provincial de Madrid de prohibir la concentración y ha llamado a la insumisión si no se corrige esa medida. El coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha asegurado en Jaén que confía en que "la Junta Electoral Central corrija el despropósito de la Junta Electoral de Madrid porque de lo contrario nos situaría en una especie de estado de excepción encubierto y nosotros ante esa situación, sin causa, nos deberíamos declarar insumisos". En ese caso, ha insistido Lara, su formación acudiría además a contencioso ante la Audiencia o incluso el Tribunal Constitucional.