Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rubalcaba responde al órdago de Urkullu: "Hay gente que quiere ir más deprisa y otros más despacio"

El presidente del PNV había amenazado con no apoyar los Presupuestos si se impedía a Bildu concurrir a las elecciones.- El vicepresidente califica de "buena noticia" que los empresarios vascos puedan "dormir mejor".- Ares tilda de "chantaje" la postura de los nacionalistas vascos

El vicepresidente del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha señalado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que "hay gente que quiere ir más deprisa y otros que queremos ir más despacio", en referencia a las declaraciones del presidente del PNV, Iñigo Urkullu, que amenazó con retirar el apoyo de su formación a los Presupuestos Generales del Estado si se impide a Bildu concurrir a las elecciones.

Poco antes, el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, había considerado "prepotente el intento de chantaje intolerable" la advertencia de Urkullu. En una entrevista en Radio Nacional, Ares ha advertido que Urkullu "debería saber que la decisión de Bildu de estar o no en las elecciones corresponde a los tribunales".

No obstante, Rubalcaba ha destacado la colaboración del líder nacionalista en la lucha antiterrorista y ha reconocido que Urkullu "nunca ha dejado de trabajar con este Gobierno por el final de ETA". El ministro del Interior ha recordado que conversa habitualmente con el presidente del PNV y que "valora lo que dice".

El vicepresidente también ha señalado que éste es el momento del principio del fin de ETA, pero al mismo tiempo ha advertido que "todavía puede haber sustos e incidentes de recorrido, pero hay que analizar las discrepancias en su justa medida", y ha abogado por la unidad y la firmeza. Como ya hicieron ayer otros partidos políticos, Rubalcaba ha calificado de "buena noticia" que los empresarios vascos "puedan dormir mejor" tras las cartas enviadas por la banda terrorista anunciando el cese del impuesto revolucionario. El titular de Interior ha advertido no obstante de lo "arriesgado" que es hacer especulaciones sobre las intenciones de la dirección etarra.

Rubalcaba ha declinado confirmar si hay indicios sobre el paradero del etarra fugado Antonio Troitiño -el miércoles se apuntó que podría estar en Francia- y ha pedido que se deje "trabajar a las Fuerzas de Seguridad", puesto que "estas cosas, desgraciadamente, llevan tiempo". El vicepresidente ha reconocido que los servicios de inteligencia y la Policía gala están tratando de localizar a Troitiño, en busca y captura desde que el pasado 19 de abril, la Sección Tercera de la Audiencia Nacional revocara la puesta en libertad que acordó seis días antes.

El vicepresidente ha constatado que el Cosejo de Ministros se ha centrado principalmente en temas económicos. Rubalcaba ha emplazado a las comunidades autónomas incómodas por el reparto del fondo de competitividad a no polemizar y centrarse en el objetivo de reducir el déficit y ha minimizado las discrepancias entre el Gobierno central y los regionales. "Desde que hay Estado autonómico conocemos estas discrepancias. Normalicemos la discrepancia", ha propuesto.

El titular de Interior ha comentado la última encuesta del CIS que otorga al PP una ventaja de 10,4 puntos sobre el PSOE y en la que él sigue siendo el político mejor valorado del Gobierno, aunque su nota desciende (4,72) respecto de la última publicada en enero (5,3). Rubalcaba ha restado importancia a su supenso pero ha incidido en lo preocupante que es que la clase política salga tan mal parada a la hora de someterse a la estimación de los ciudadanos. Respecto a la ventaja que tiene el principal partido de la oposición, ha reiterado que lo que le preocupa al Ejecutivo es la economía y el paro. "Los ciudadanos contestan abrumadoramente que su principal problema" es el desempleo, ha concluido.

Ares lamenta las declaraciones de Urkullu

Si Rubalcaba ha intentado restar importancia a las declaraciones de Urkullu sobre la actitud del PNV ante la posible ilegalización del BIldu, esta mañana, el consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, sí se ha referido a sus palabras.

Ares ha lamentado en Rne que "desgraciadamente" se está asistiendo "a las presiones de aquellos que creen que cualquier cosa que se haga no es suficiente para intentar que no estén en las elecciones los radicales abertzales".

"En lo que hace referencia al PNV y a otros partidos nacionalistas -ha reconocido- es lógico, porque hay que recordar que el PNV nunca estuvo con la Ley de Partidos o con que se ilegalizara el mundo de Batasuna con sus sucesivas denominaciones". Ares ha añadido, en relación al PNV, que "incluso ahora que reconocen que han cambiado y que se han alejado de la violencia, hay que recordar que ellos contaban con los radicales abertzales cuando estaban en las instituciones para sacar adelante planes tan importantes, como el plan Ibarretxe o la Ley de Consulta". "Si antes defendían que estuvieran en las instituciones, aun cuando ahora reconocen que amparaban y justificaban la violencia terrorista, ahora lógicamente siguen defendiendo que estén también en las instituciones", ha agregado.

Por otra parte, ha señalado que hay una actitud de la derecha, "de muchos dirigentes del PP" que "simplemente están en una actitud de utilizar, una vez más el terrorismo y la política antiterrorista para combatir al Gobierno socialista". Ares ha criticado: "Una vez más, por parte de la derecha, se vuelve a utilizar el terrorismo en la confrontación política", lo que, a su juicio, es una actitud "indecente".

Sobre la impugnación de las listas de Bildu, ha insistido en que, "en democracia, quien tiene que resolver estas cuestiones son los tribunales" y ha recordado que desde el Gobierno vasco y el PSE-EE han dicho "desde hace mucho tiempo que, sea cual sea la decisión que adopten los tribunales, acataremos la misma" y que "reclamamos a todas las instituciones y partidos, es verdad que hasta el día de hoy sin ningún éxito, que dejemos trabajar a la justicia con libertad para que, con las máximas garantías, tomen las decisiones que considere oportunas en aplicación de nuestra legalidad vigente".

El consejero de Interior ha reiterado que "son los tribunales de Justicia quienes decidirán si las listas de Bildu cumplen o no todos los requisitos para estar presentes en las próximas elecciones".