Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Luna será juzgado por encubrimiento tras rechazar el tribunal su apelación y la del fiscal

La Sala Civil y Penal no entra en el fondo del caso, en el que no figura ninguna prueba incriminatoria.-El portavoz socialista irá al banquillo por mostrar en las Cortes un informe 'del caso Gürtel'

La Sala Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia valenciano ha desestimado los recursos presentados por el ministerio público y el portavoz parlamentario socialista Ángel Luna contra la decisión del juez Juan Montero de proseguir el procedimiento por un presunto delito de encubrimiento que se sigue contra el diputado.

La sala no entra en el fondo del asunto, sino que se limita a revisar el cumplimiento de los presupuestos procesales. Considera que la instrucción realizada por Montero no es "ilógica ni absolutamente carente de sentido". Y no entra a valorar el hecho de que en el auto del magistrado instructor no figure ninguna prueba. En un momento dado, añade: "Cierto es que, a partir de esos mismos antecedentes, interpretados de modo diferente, podría llegarse a una conclusión distinta, pero esa posibilidad no convierte, sin más, en absurda o irrazonable, ni tampoco en esencialmente imposible aquella otra alternativa (la de Montero); y ya hemos dicho al respecto que en el ámbito de este recurso no le es dado a este Tribunal sustituir las valoraciones del Magistrado Instructor, salvo casos de manifiesta irracionalidad, por otras propias que le parezcan preferible".

Montero dictó la apertura de juicio oral antes de que la sala resolviera las apelaciones. En consecuencia, Luna será juzgado en un procedimiento abreviado que se celebrará seguramente en abril y cuya sentencia podría conocerse ese mismo mes o a principios de mayo.

El portavoz socialista será el primer juzgado en relación con el caso Gürtel, como consecuencia, paradójicamente, de haber denunciado las estrechas relaciones que el Gobierno valenciano y el PP regional mantuvieron con la trama, por la que los tribunales han encontrado múltiples indicios de delitos.

Luna mostró el 24 de marzo de 2010 un documento policial en el que se detalla cómo la trama Gürtel obtuvo tres millones de euros con la visita del Papa a Valencia gracias a un contrato de Canal 9. La televisión pública valenciana estaba dirigida en aquel momento, 2006, por Pedro García, estrecho colaborador del presidente Francisco Camps e íntimo amigo de miembros de la trama, especialmente de Álvaro Pérez, El Bigotes.

El documento que enseñó Luna en pleno debate parlamentario con Camps se hallaba bajo secreto de sumario. El PP lo denunció por revelación de secretos. Montero archivó esa acusación pero decidió proseguir el procedimiento por un supuesto delito de encubrimiento, que será por el que finalmente se sentará en el banquillo.

Luna siempre ha dado la misma versión de los hechos: que el informe le llegó de forma anónima (lo encontró en la mesa de su despacho en un sobre cerrado, sin remitente); que en ese momento no sabía que el informe se encontraba bajo secreto de sumario, y que no sabe dónde está. El motivo: semanas después de enseñarlo (y de que se levantara el secreto de sumario), se aceptó su personación en la causa, y desde entonces ha tenido acceso a todo el sumario por vía informática, mientras que la justicia no le reclamó el informe hasta diciembre de 2010.

Montero no creyó esa versión y consideró que Luna sí sabía que era secreto, que su versión de como recibió el informe no resulta verosímil, y que tiene el informe pero no quiere entregarlo, obstruyendo así, supuestamente, la identificación de quien realmente cometió el teórico delito de revelación de secretos. El magistrado llegó a dichas conclusiones sin que se haya aportado en la instrucción pruebas que lo avalen. Y con un único indicio: antes de acudir a declarar, Luna pidió a su escolta que averiguara si las cartas y paquetes que llegaban a las Cortes pasaban siempre por registro de entrada. Luna afirma que lo hizo para tener la mayor información posible cuando estuviera ante el juez, pero Montero lo consideró sospechoso.

Para cerrar las paradojas, el supuesto delito de revelación de secretos que el portavoz socialista estaría encubriendo no lo está investigando nadie. Montero remitió al juzgado decano de Madrid sus sospechas de que el documento había salido de la Administración de Justicia de aquella comunidad autónoma, por si allí considerasen adecuado investigarlas.

"Seguiré denunciando"

"Denunciaré la corrupción aunque me tenga que sentar 20 veces en el banquillo de los acusados", ha comentado Luna tras conocer la decisión del TSJ valenciano. El portavoz del PSPV-PSOE ha destacado que va a sentarse en el banquillo "por denunciar que un grupo de sinvergüenzas se ha llevado más de 30 millones de euros de los ciudadanos y ciudadanas" a los que representa en su "condición de diputado socialista".

Luna ha recordado que "los dirigentes del PP, con Camps a la cabeza" son los que le han denunciado. "Seguramente están en sus cómodos sillones disfrutando de los regalos que les ofreció la trama por contratos irregulares que les han permitido esos beneficios, y sin embargo, nadie les ha juzgado todavía", ha subrayado en referencia a la imputación de Camps y ex altos cargos del PP valenciano por cohecho impropio por aceptar regalos de la red corrupta.

Blasco se felicita por la decisión del tribunal

El portavoz del PP en las Cortes Valencianas, Rafael Blasco, que ha impulsado varias querellas contra Ángel Luna y otros diputados socialistas, se ha felicitado por la decisión del Tribunal Superior de Justicia valenciano (TSJ)de rechazar los recursos del portavoz socialista, "que se va a tener que sentar en el banquillo de los acusados".

Tras destacar su "respeto" por la Justicia y por la presunción de inocencia del portavoz socialista, Blasco ha expresado su alegría, ya que a su juicio "por fin" Luna va a "tener que dar explicaciones" sobre quién le hizo llegar este informe, que mostró en las Cortes Valencianas y que revela el negocio millonario logrado por la trama Gürtel con la visita del Papa a Valencia en 2006.

"No contribuiremos, como ha venido haciendo sin pudor el Partido Socialista, a hacer ningún juicio paralelo, aunque desde el punto de vista político la actuación de Ángel Luna es absolutamente reprobable", ha defendido. El portavoz del PP también ha destacado que mientras el secretario general del PSPV, Jorge Alarte, "dijo públicamente que no llevaría a ningún imputado en sus listas", ahora resulta que el cabeza de lista por Alicante "no sólo está imputado, sino que va a tener que declarar".

Más información