Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El TSJ sigue la causa contra Luna, ahora por encubrir

El juez del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) Juan Montero descartó ayer en un auto que el portavoz socialista en las Cortes, Ángel Luna, incurriera en un delito de revelación de secretos al exhibir en el hemiciclo un informe de la Brigada de Blanqueo de Capitales que señalaba la relación entre el Gobierno valenciano y la trama Gürtel. No pudo incurrir en el delito porque en aquel momento (marzo de 2010) Luna no era aún parte de la causa y por tanto no estaba sometido a la obligación de custodia de un informe que se encontraba bajo secreto de sumario. Montero rechazó, sin embargo, archivar definitivamente la causa, que nació de una denuncia del PP, como le pedían la defensa y la fiscalía, y volvió a citar al diputado como imputado, en este caso, por un supuesto delito de encubrimiento.

"Lo único que se puede afirmar, y siempre con carácter indiciario propio de esta etapa del proceso penal, es que pudiera haberse cometido un delito por alguna de las personas a las que se refiere el artículo [466 del Código Penal, enmarcado en el capítulo relativo a la obstrucción a la justicia y deslealtad profesional] y que el señor Luna dispuso de un ejemplar de una actuación procesal declarada secreta". Descartada su participación inicial, el magistrado considera ahora que puede estar encubriendo a quien se lo entregó.

Luna declaró ante el juez que recibió el documento de forma anónima y que una vez que se levantó el secreto sobre las actuaciones se despreocupó de él, es decir, que no lo tiene.

Límite a la expresión

Montero dedica una parte del auto a responder a los argumentos de la defensa, que alegó la inviolabilidad que le corresponde como diputado en el ejercicio de sus funciones en el parlamento autonómico. "No todo lo que un diputado diga y especialmente haga en un acto parlamentario puede quedar cubierto por la inviolabilidad", subraya el juez. "Sería contrario a la misma esencia de la inviolabilidad, en tanto que garantía de la libertad de expresión, que dentro de la misma quedaran cubiertas todas las acciones de un diputado"; "se estaría declarando la irresponsabilidad completa y total de los parlamentarios".

El magistrado llamó a declarar en su resolución, además de a Luna, a su escolta. La fiscalía había solicitado el sobreseimiento libre por entender que los hechos no fueron constitutivos de delito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de febrero de 2011