Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El TSJ admite las denuncias del PP contra Luna

La sala abre causas por revelación de secretos y cohecho

La sala de Lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) ha decidido aceptar la denuncia del PP contra el portavoz de los socialistas en las Cortes, Ángel Luna, por revelación de secretos en relación con el caso Gürtel y la querella por supuesto delito de cohecho por haber aceptado dádivas de un constructor al que pudo haber favorecido contrataciones mientras fue alcalde de Alicante. La sala deja pendiente de resolver si el PP podrá ser parte en la causa por revelación de secretos e impone 9.000 euros de fianza para serlo en el asunto del cohecho.

Juan Montero ha sido el magistrado ponente, ahora ya instructor, de la denuncia por revelación de secretos. Ese asunto ha sido elevado al TSJ por el titular del Juzgado de Instrucción número 19 de Valencia. Durante su investigación pidió que el Tribunal Superior de Madrid (TSJM) acreditara si el informe que Luna exhibió en las Cortes el pasado 24 de marzo (referido a contratos de Ràdio Televisió Valenciana por el V Encuentro Mundial de la Familias) estaba o no bajo secreto de sumario. El TSJM no pudo identificar el informe en cuestión. Pero sí dijo que el secreto se levantó el pasado 6 de abril. La policía reconoció el informe como propio y confirmó que, en efecto, estaba secreto. Montero ha acodado pedir a las Cortes la acreditación de que Luna es diputado y que el juzgado remita las diligencias. El PP no es aún parte en el procedimiento.

El magistrado Juan Climent es desde ayer el instructor de la causa por supuesto cohecho. La sala desprecia la existencia de posible prevaricación, como dijo el PP, "más allá de las posibles irregularidades administrativas" de determinadas contrataciones (sospechosas para el PP por su volumen). Según la sala, la documentación aportada es sobre contrataciones del Ayuntamiento de Alicante, no de Ángel Luna. Además, no se aporta documentación de irregularidades con empresas de Enrique Ortiz, imputado en el caso Brugal. Pero sí estima indicios de posible delito de cohecho del artículo 425 del Código Penal, castigado con prisión, multa e inhabilitación, por obras realizadas por Ortiz en la casa de Luna y supuestamente no pagadas y un coche de regalo. La sala no fue inánime, aunque no hay votos particulares.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de octubre de 2010