Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vía libre para el plan del parque nacional de Guadarrama

La nueva propuesta abarca 21.740 hectáreas de la parte madrileña de la sierra y añade casi 2.000 hectáreas al proyecto de 2009.- Tras su tramitación en el Parlamento madrileño deberá ser evaluado por Parques Nacionales y ratificado por las Cortes

Incluye cumbre como Siete Picos (2.138 metros), El Nevero (2.209 metros) y Peñalara que, con 2.428 metros, es el punto más alto.
Incluye cumbre como Siete Picos (2.138 metros), El Nevero (2.209 metros) y Peñalara que, con 2.428 metros, es el punto más alto. COMUNIDAD DE MADRID

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha anunciado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que remitirá a la Asamblea el plan definitivo para crear un parque nacional en las cumbres de la sierra de Guadarrama. La nueva propuesta, que abarca 21.740 hectáreas de la parte madrileña de la sierra y 33.664 en total con las de 11.900 de Castilla y León, añade casi 2.000 hectáreas al anterior proyecto, presentado en 2009. Al sueño, que nació hace cerca de 10 años, le queda ahora lograr el visto bueno de Medio Ambiente. Este ministerio observó hace unos días deficiencias en el plan de Madrid a las que Aguirre no ha dado ninguna importancia."Si este Gobierno no lo aprueba esperaremos a otro. A este le queda muy poco", ha señalado, para añadir que este es uno de los acuerdos "más importantes para el futuro" que ha podido adoptar el Consejo. De hecho, lo ha calificado de "hito histórico".

El parque se extenderá por 12 municipios de la Sierra madrileña y que se centra en la protección de cumbres como Siete Picos (2.138 metros), El Nevero (2.209 metros), Cabeza de Hierro (2.381 metros), Puerto de la Morcuera (1.777 metros) y Peñalara que, con 2.428 metros, es el punto más alto. Este nuevo diseño del futuro parque gana 1.965 hectáreas de área de máxima protección a cambio de excluir a las estaciones de esquí de Navacerrada y Valdesquí, que en la anterior planificación estaban cercadas como una isla y que ahora tendrán acceso sin necesidad de entrar en el parque. Aguirre ha explicado que al quedar "fuera" del parque "no habrá problema con ellas".

En Madrid el parque discurrirá por 12 municipios de la sierra: Alameda del Valle (653 hectáreas), Becerril de la Sierra (407 ha), El Boalo (525), Cercedilla (1.143), Lozoya (1.266), Manzanares el Real (6.928), Miraflores de la Sierra (417), Navacerrada (894), Navarredonda y San Mamés (706 ha), Pinilla del Valle (700 ha), Rascafría (7.881) y Soto del Real (153).

El quinto parque más grande

El anterior proyecto se remonta a noviembre de 2009, cuando se aprobó el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) de la Sierra de Guadarrama, que fue publicado en enero de 2010 en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid. El PORN puso fin a siete años de suspicacias entre el Gobierno regional, ecologistas y la oposición pero no contentó a todos porque reducía la zona de máxima protección respecto a un anteproyecto previo de 2006. El último plan reservaba 19.778 hectáreas en las cumbres para parque nacional.

Por esta y otras razones, Ecologistas en Acción lo recurrió ese mismo mes ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid. La sierra de Guadarrama tiene un gran valor paisajístico y ambiental tanto en la vertiente madrileña como en la castellano-leonesa.

La zona abarca unas 200.000 hectáreas y afecta a 37 municipios en Madrid y otros 35 en Ávila y Segovia, donde viven 225.000 personas. Cuenta con extensos bosques de pinares de montaña, robledales y matorral de montaña. Tiene 1.500 variedades de flora y 110 especies animales protegidas, 13 de ellas en peligro de extinción, como el águila imperial o la cigüeña negra. Al respecto, la presidenta ha recordado que incluye nueve sistemas nacionales, algunos de ellos "importantísimos" por escasos en España, como humedales, encinares y zona supranacional, entre otros.

El acuerdo del Consejo será enviado ahora a la Asamblea regional para su tramitación y también a la de Castilla-León, antes de ser evaluado por el Organismo Autónomo Parques Nacionales -dependiente de Medio Ambiente- y ser ratificado definitivamente por las Cortes. Cuando sea una realidad, se convertirá en el quinto más grande de España después de Sierranevada, Picos de Europa, Doñana y Cabañeros.