Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos exdiputados del PP, al rescate de Unió Mallorquina

Jaume Font y Miquel Munar mantenían "discrepancias ideológicas" con el líder popular balear

A tres meses de la campaña electoral de los comicios locales, insulares y autonómicos en Baleares, en los que el PP alberga serias expectativas de retornar al poder, dos de sus políticos de peso -los hasta ahora diputados Jaume Font y Miquel Munar- se han embarcado en una operación regionalista de centro derecha que competirá con su ya ex partido.

Al rebufo del 'boom' local motivado por el registro por Jaume Font de la Lliga Regionalista Balear se diseña una alianza política para intentar rescatar el espacio y los votos de Unió Mallorquina (UM). Este partido, que desde 1983 ha sido la 'bisagra' decisiva en el mapa del poder en Baleares, ayudando al PP o al PSOE, está muy mermado por los escándalos y los sondeos expresan dudas sobre su entrada en las instituciones tras el 22-M.

Los escindidos han dejado la militancia y han abandonado sus escaños en el Parlamento: Jaume Font fue presidente del PP de Mallorca y consejero del Gobierno de Jaume Matas y Miquel Munar, fue director general de Sanidad. Ambos han mantenido discrepancias ideológicas con el nuevo líder balear del PP, José Ramón Bauzá, que rechaza proyectos "personalistas".

"Ahora o nunca", dijo ayer Miquel Munar sobre la nueva opción, tras integrarse en la cúpula de UM; ya es su portavoz y será candidato. Font con su lliga trabaja en la sombra en relación con UM para trabar una probable coalición con el grupo mallorquinista que lidera Josep Melià Qués que está dispuesto a renunciar a las siglas y a dar el número uno por Mallorca a Font.

El líder del PP, José Ramón Bauzá, un hombre sin pasado en el polémico Gobierno de Jaume Matas -con múltiples investigaciones por corrupción-, se ha convertido esta semana en presidente y quinto portavoz de facto del Grupo Parlamentario del PP. Bauzá fue el número 23 de la candidatura de Mallorca y entró en la cámara -cuando faltan seis plenos hasta la disolución- tras seis renuncias sucesivas a lo largo de los casi cuatro años de la legislatura.

Más información

  • Jaume Font y Miquel Munar mantenían "discrepancias ideológicas" con el líder popular balear