Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Venezuela pide a Interpol que detenga a un testigo que acusa a Chávez de colaborar con ETA y las FARC

El general González va a declarar en la causa de la Audiencia Nacional contra Cubillas

La Fiscalía de Venezuela solicitó a Interpol el pasado lunes la emisión de una orden de búsqueda y captura internacional contra el ex militar Néstor González González por un presunto delito de rebelión. González era general del Ejército de Hugo Chávez y mandaba las tropas en la zona fronteriza entre Venezuela y Colombia donde supuestamente miembros de ETA entrenaron a las FARC, según los testimonios de desmovilizados de este grupo terrorista colombiano y documentos encontrados en el ordenador de Raúl Reyes, ex jefe de ese grupo terrorista.

González fue propuesto como testigo por la Plataforma Democrática de Venezuela en Madrid (PDV) en la investigación judicial que dirige la Audiencia Nacional contra el presunto etarra Arturo Cubillas, funcionario del Gobierno de Hugo Chávez, cuya detención y extradición ha solicitado el juez Eloy Velasco. González, huido del país y al parecer residente en EE UU, supuestamente dispone de pruebas sobre esa colaboración de las FARC y ETA.

William Cárdenas, responsable de la plataforma PDV interpreta que la iniciativa de la fiscalía venezolana pretende desacreditar e impedir el testimonio de Néstor González. "Es un acto de desesperación del régimen de Hugo Chávez para tratar de impedir que el general González pueda testificar. El delito de rebelión civil del que se le acusa tiene un carácter esencialmente político y en esos casos Interpol no atiende las peticiones de tal naturaleza porque se lo impide su normativa. El Gobierno de Chávez ha manipulado perversamente los hechos para mediante la utilización de estas medidas judiciales perseguir a personas que como este general denunciaron la existencia de campamentos en donde organizaciones terroristas realizan entrenamientos".

El pasado 31 de julio el ministerio público venezolano solicitó una orden de orden de detención del ex general al que acusa de participar en el intento de golpe de Estado contra Chávez ocurrido en abril de 2002. Ahora ha dado otro paso más al hacer su solicitud a Interpol.

La PDV se personó en la causa que se sigue en la Audiencia Nacional contra Cubillas y otros miembros de ETA y las FARC y pidió, además del testimonio del ex general, que declare el diplomático venezolano Diego Arria. Ambas solicitudes han sido aceptadas.

Dos presuntos miembros del comando Imanol de ETA declararon la pasada semana a la Guardia Civil y al juez Ismael Moreno que Arturo Cubillas dirigió en verano de 2008 en Venezuela su entrenamiento con armas y explosivos. En el ordenador de Raúl Reyes, muerto en un bombardeo del Ejército colombiano, aparecía también el nombre de Cubillas como organizador de dichos cursos. Desde el pasado 1 de marzo el Gobierno y la Justicia de Venezuela se han negado a detener a Cubillas y no han contestado a ninguno de los requerimientos enviados por las autoridades españolas.