Venezuela nombra un fiscal para investigar a Cubillas a petición del etarra

El funcionario del Gobierno de Chávez argumenta "indefensión" ante las informaciones que lo vinculan a la banda terrorista

El ministerio público venezolano ha designado a un fiscal para investigar "la presunta vinculación" de Arturo Cubillas Fontán con ETA y las FARC, después de que el etarra reclamado por España, que trabaja para el Gobierno de Hugo Chávez desde 2005, lo pidiera, argumentando "indefensión" ante las acusaciones en su contra.

"Cubillas Fontán solicitó al ministerio público que se iniciara una investigación a raíz de los señalamientos públicos realizados en distintos medios de comunicación que lo relacionan con ETA y las FARC, vinculación que habría permitido la instrucción de miembros de la ETA en Venezuela", indicó la fiscalía anoche (esta madrugada en España) en un comunicado. El fiscal designado es Richard Monasterios.

Más información
"Cubillas ponía un salvoconducto y resolvía los problemas"
El etarra Cubillas trabaja para Chávez desde 2005
Venezuela, el gran 'balneario' de ETA
Venezuela pide a Interpol que detenga a un testigo que acusa a Chávez de colaborar con ETA y las FARC
Venezuela no extraditará a Cubillas
La fiscalía pide al juez la extradición del supuesto etarra Arturo Cubillas

En su escrito, publicado íntegramente por Noticias24, Cubillas solicita también que se investigue si los presuntos miembros de ETA Xabier Atristain y Juan Carlos Besance sufrieron "coacción" o "torturas" para declarar que habían recibido adiestramiento por su parte en el país sudamericano.

Cubillas, que fue recibido por el fiscal Orlando Padrón antes de entregar el escrito, le dijo "que no tenía nada que temer y expresó su voluntad de colaborar en la investigación", según Marino Alvarado, el abogado que le asistió. En el documento, Cubillas afirma: "Han sido múltiples las notas de prensa mediante las cuales se me pretende atribuir haber participado en la comisión de hechos punibles, lo cual ha generado un desprestigio continuo hacia mi persona y mi familia afectando de manera considerable mi dignidad y mi reputación".

Atristain, alias Golfo, y Besance Zugasti, Fenómeno, a los que el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno envió la pasada semana a prisión por intentar reconstituir el comando Donosti, aseguran que fueron entrenados en Venezuela en el verano de 2008 en unos cursos en los que participó el funcionario del Gobierno de Chávez.

Cuando se desveló esta información, el embajador venezolano en Madrid, Isaías Rodríguez, insinuó que las confesiones de los etarras pudieron ser obtenidas mediante tortura, aunque unas horas después rectificó. En esa misma línea de defensa, Aiert Larrarte, el abogado defensor de Atristain y Besance, ha declarado que las declaraciones de sus defendidos no deberían tener validez legal debido a que fueron tomadas bajo condiciones de "tortura".

Cubillas, que adquirió hace unos años la nacionalidad venezolana y está casado con una periodista de este país, también funcionaria del Gobierno, fue deportado de Argelia a Caracas en 1989. Trabaja como jefe de seguridad del Instituto Nacional de Tierras desde 2005, y la Audiencia Nacional le atribuye ser responsable del colectivo de ETA en esa zona de América desde 1999 y de coordinar las relaciones con las FARC. También se le acusa de planificar junto a la guerrilla un atentado contra el presidente de Colombia, Álvaro Uribe.

Imagen actual de Arturo Cubillas en Caracas.
Imagen actual de Arturo Cubillas en Caracas.ANTENA 3

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS