Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los lazos de ETA en el extranjero

Zapatero exige una "respuesta" a Venezuela sobre los etarras

El juez Eloy Velasco quiere recabar información del ordenador del Mono Jojoy.- Agentes españoles se desplazan a Colombia para tomar declaración a ex miembros de las FARC

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha manifestado que "las declaraciones de los miembros de ETA" detenidos en Guipúzcoa sobre su adiestramiento en Venezuela en 2008"tienen todos los indicios para investigar", por lo que el Gobierno de Caracas tiene que dar una "respuesta". Zapatero, en una entrevista concedida a los Informativos de Telecinco, ha afirmado que "si eso [actividad de ETA en Venezuela] está ocurriendo, la capacidad de ETA, que es mínima, será erradicada". El jefe del Ejecutivo ha aclarado, no obstante, que no hay amparo de ningún Gobierno del mundo a la banda terrorista.

Interrogatorios a miembros de las FARC

El juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco ordenó el pasado 21 de septiembre a la policía que enviara agentes a Colombia para que arrepentidos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) identifiquen a posibles miembros de ETA y su relación con la guerrilla. La resolución del magistrado es, por tanto, previa a la declaración de los dos terroristas. Al respecto, hoy mismo, Velasco ha pedido al juez Ismael Moreno copia de la confesión de Juan Carlos Besance y Xabier Atristain para añadirla a su investigación sobre las relaciones entre ETA y las FARC.

Los agentes desplazados a Colombia ya han interrogado desde el 21 de septiembre a seis de los nueve ex miembros de las FARC. En concreto, les han mostrado a cada uno de ellos el librillo con las fotos y la identidad con los 25 etarras más buscados.

Se trata de la segunda ocasión en que agentes españoles viajan a Colombia para interrogar a ex miembros de las FARC. Hace un año, la policía ya tomó declaración a varios ex guerrilleros, que aportaron numerosos detalles de la relación de las FARC con ETA y de los cursos de armas y explosivos. Sus testimonios constan en la causa judicial y EL PAÍS los ofreció en exclusiva el pasado 7 de marzo.

Además, Velasco pide a la policía en otra resolución que trate de hacerse con la información que pueda relacionar a la guerrilla con ETA contenida en el ordenador incautado a Julio Suárez Rojas, alias Mono Jojoy, jefe militar de las FARC abatido por el Ejército colombiano en la madrugada del 23 de septiembre. En la operación que acabó con la muerte del Mono Jojoy, Colombia se incautó de 21 ordenadores que contienen ocho terabytes de información en total, unos 8.000 gigas.

En este sentido, el fiscal coordinador de terrorismo de la Audiencia, Vicente González Mota, ha solicitado esta misma mañana a Velasco que sea el propio juez, mediante comisión rogatoria, el que pida a las autoridades judiciales colombiana el contenido de ese ordenador "por la elevada probabilidad de que en dicho ordenador, al igual que ocurrió en el de Raúl Reyes, pudiera encontrarse documentación relacionada con los hechos".

En febrero, el juez procesó a Arturo Cubillas (supuesto contacto en Venezuela de Besance y Atristain) y a otros seis etarras por organizar entrenamientos de ETA y las FARC a ambos lados de la frontera entre Venezuela y Colombia. Las pruebas salieron de documentos incautados a ETA en Francia y del ordenador del ex jefe de las FARC Raúl Reyes, muerto también en un bombardeo del Ejército colombiano.

Por otro lado, la acusación popular en la investigación que desarrolla Eloy Velasco, ejercida por la AVT y la Plataforma Democrática de Venezolanos en Madrid, ha pedido al magistrado que tome declaración a dos fiscales venezolanos sobre las posibles relaciones entre ETA ya la guerrilla. El juez ha acordado esta declaración para el 15 de noviembre. En este sentido, un ex fiscal venezolano que está exiliado se ha dirigido al juzgado para informar sobre la presencia de etarras en Venezuela.