Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Blasco alega que pagó 1,6 millones a la Fundación Cyes por gastos distintos de la compra de pisos

El consejero valenciano esgrime un documento fechado cuatro días antes de cerrarse el expediente que contradice otros anteriores

La Fundación Cultural y de Estudios Sociales (Fundación Cyes) cobró completos 1,6 millones de euros de dos proyectos de cooperación de la Generalitat Valenciana en Nicaragua. Los proyectos aprobados incluían la compra de locales en Valencia por más de 800.000 euros. La fundación los compró e incluyó las facturas y pagos entre la documentación para justificar el cobro de la subvención. La Consejería de Solidaridad y Ciudadanía exigió en febrero una devolución de 149.462 euros y 185.762 euros por facturas inadecuadas que no se produjo y que no afectaban a los gastos por al compra de pisos. El 8 de julio, sin embargo, certificó, según un documento sin cuño ni registro esgrimido hoy en rueda de prensa por el consejero del área, Rafael Blasco, que la Fundación Cyes había justificado los 833.000 euros de cada proyecto con facturas correctas pese a que se le rechazaron 447.000 euros y 530.000 euros por la compra de los inmuebles en cada uno de los proyectos. No se exigió, por tanto, retorno alguno de dinero a la polémica fundación, que habría presentado facturas y justificantes ante la consejería por cerca de 1,4 millones de euros en cada proyecto para justificar 833.000 euros. Cuatro días después, el 12 de julio, el director general certificó el correcto uso de la subvención y cerró el expediente.

Blasco ha anunciado que ha puesto los expedientes de los dos proyectos en manos del fiscal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. La iniciativa se produce tras hacerse público que ayer la diputada socialista Clara Tirado presentó una denuncia por el caso ante el fiscal Anticorrupción, Jesús Carrasco. Blasco acusó al fiscal anticorrupción y a los socialistas de haber estado preparando la presentación de una querella desde hace semanas.

El consejero, que ha dejado esta mañana que diputados de Compromís pudieran consultar los expedientes, ve seriamente en entredicho la política de subvenciones a la cooperación. Por ello ha afirmado que la gestión de la Generalitat no tiene "mácula de ninguna clase". Blasco ha acusado a EL PAÍS de ofrecer informaciones "falsas y tendenciosas" por revelar que una parte importante de las subvenciones ha ido a parar a la adquisición de dos pisos en la avenida de Ausiàs March, en Valencia, que se han convertido en sede de la Fundación Cyes.

"Ni un solo euro se ha destinado a la adquisición de ningún local", ha afirmado el consejero, quien ha añadido que los medios de comunicación han sido "engañados" por "el señuelo de una documentación incompleta" difundida por el PSPV-PSOE. No ha sabido explicar, sin embargo, por qué se aprobó y tramitó el proyecto si incluía la compra de locales y sólo a punto de cerrarlo se aceptaron otras facturas y justificantes. Blasco ha asegurado que si el fiscal detecta alguna irregularidad, él mismo asumirá las responsabilidad políticas.

Alarte exige que se devuelva el dinero

El secretario general de PSPV-PSOE, Jorge Alarte, ha instado hoy a Rafael Blasco a "irse de la vida pública para no volver nunca" si antes de que acabe el día no demuestra la devolución a las arcas públicas del dinero de cooperación que una fundación habría desviado a la compra de pisos. El Consell otorgó en 2008 subvenciones por más de 1,8 millones de euros a una fundación, de los que 1,6 eran para proyectos en Nicaragua, pero que destinó en su mayor parte a adquirir dos locales para su sede en Valencia. Ante estos hechos, que el PSPV-PSOE ha denunciado ante la Fiscalía, el dirigente socialista ha instado a que se muestre en las Cortes el expediente de esas ayudas, así como todos los expedientes de todas las ayudas para cooperación internacional que han sido adjudicadas o gestionadas directa o indirectamente por el consejero y portavoz parlamentario del PP.

"Blasco no es más que un trozo de la ola, del gran tsunami de corrupción y de podredumbre en la que ha sumido al Gobierno valenciano el presidente Camps", ha aseverado Alarte, para quien el PP valenciano es el partido "de la corrupción" y la "indecencia", y Francisco Camps "el jefe de todo eso". El secretario general del PSPV-PSOE ha instado a Blasco a dejar de "sacarse papelitos de la manga" y a enseñar el ingreso con la devolución de ese dinero a las arcas de la Generalitat.