Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La izquierda 'abertzale' pide su legalización para los próximos comicios

Reclama pasos al Gobierno tras el anuncio de ETA.- Considera que su vuelta a la legalidad es el requisito "mínimo" para un proceso democrático

La izquierda 'abertzale' pide ya su legalización, tras el comunicado de ETA declarando un alto el fuego.
La izquierda 'abertzale' pide ya su legalización, tras el comunicado de ETA declarando un alto el fuego. SANTOS CIRILO

La izquierda abertzale ha insistido en su positiva valoración del comunicado con el que ETA anunció el domingo el cese de las "acciones ofensivas". A su juicio, y más allá de la polémica sobre si resulta suficiente o no, el mensaje responde al cambio que demanda la sociedad vasca y supone un paso importante en el camino hacia un proceso democrático en Euskadi, por lo que le corresponde al Gobierno central dar "nuevos pasos, aunque sean insuficientes", ya que hasta la fecha "no ha movido un dedo".

Durante una rueda de prensa celebrada esta mañana en Bilbao, los representantes abertzales Txelui Moreno y Marian Beitialarrangoitia han dado lectura a un manifiesto con el que han pretendido pasar al Ejecutivo socialista la 'pelota' que establece el intercambio de guiños. En este punto, han reforzado las tesis que asocian el alto el fuego de ETA con la estrategia política de Batasuna al afirmar que la legalización del partido, y su consecuente participación en las elecciones municipales de 2011, supondría "uno de los mínimos democráticos" que cabe exigir como respuesta a la tregua.

Moreno ha concretado que la izquierda abertzale está trabajando en el establecimiento de unos "mínimos" que podrían determinar el camino hacia un proceso democrático. Aunque se darán a conocer "en las próximas semanas", sí ha detallado que entre ellos figuran la legalización de Batasuna, el cese de la humillación a los presos o su acercamiento a las cárceles del País Vasco. No obstante, ha garantizado que la izquierda abertzale mantendrá su apuesta exclusiva por las vías políticas y democráticas aunque el Gobierno central no dé esos pasos.

La respuesta a la demanda de "pasos" no ha tardado en llegar por boca del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien ha replicado a la izquierda abertzale que no es al Gobierno a quien se tiene que dirigir, sino a ETA, que "es su problema". "Se han equivocado de interlocutor", ha recalcado el dirigente socialista en Telecinco, donde también ha puesto en duda la influencia que los dirigentes de la ilegalizada Batasuna tienen actualmente sobre la banda armada. "Lo que deben hacer es romper con ella para volver a la legalidad", ha sentenciado.