Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La banda terrorista anuncia el cese de la violencia

El Gobierno expresa cautela ante el anuncio etarra y los partidos lo ven insuficiente

Las víctimas insisten en que no es lo que esperan y en que no se puede confiar en el anuncio de la banda

Entre la prudencia y el escepticismo, las primeras reacciones de los partidos políticos y de las víctimas del terrorismo al anuncio de tregua de ETA han coincidido en señalar como insuficiente el anuncio de la banda terrorista. Para todos, lo que hace falta es ETA declare el abandono definitivo de las armas, así como que el Gobierno mantenga la cautela ante la experiencia de anteriores treguas trampa. El Ejecutivo, por su parte, ha reaccionado con prudencia y cautela mientras analiza el texto. Sólo hay satisfacción en la izquierda abertzale. Dos días separan las palabras de ETA de la difusión del documento con el que Batasuna y EA reclamaban a ETA un "alto el fuego permanente y con verificación internacional". Por esta razón, los representantes abertzales se han apresurado a valorar una decisión que califican de "unilateral, indefinida y no condicionada" porque a su juicio supone "una aportación de valor incuestionable para la instauración de la paz".

Gobierno

Fuentes del Gobierno, que han expresado su cautela ante el comunicado, han asegurado a EL PAÍS que se trata de un paso más de ETA, pero insisten en que lo que tiene que hacer la banda terrorista es abandonar definitivamente las armas. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se ha puesto en contacto ya con los grupos políticos y con el Gobierno vasco, con los que ha tratado sobre el alcance y la respuesta al comunicado de la organización terrorista, según fuentes de Interior. La cúpula de este departamento está analizando el anuncio etarra.

Gobierno vasco

Rodolfo Ares, consejero vasco de Interior, ha respondido a ETA en nombre del Gobierno vasco y le ha dicho que su anuncio es "absolutamente insuficiente" porque lo que se esperaba era el "cese definitivo". Para el primer Gobierno vasco no nacionalista, sustentado por el PP, "el tiempo de las treguas ha pasado". Además de la decepción por el anuncio, el segundo mensaje relevante que ha lanzado el Gobierno vasco es que no va a servir a la izquierda abertzale para volver a la legalidad y para poder presentarse a las elecciones.

PSOE

En la SER, la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, ha señalado que es "claramente insuficiente". "La sociedad española, una de democracia como la nuestra, exige a la banda terrorista algo muy claro: que abandonen definitivamente las armas y que se disuelvan. No se pueden andarse por las ramas", ha subrayado, para añadir que la "sociedad les manda un mensaje claro: que se disuelvan y renuncien a las armas". Preguntada por si les ha pillado por sorpresa, Pajín se ha negado a especular y ha reiterado la exigencia del abandono definitivo "de una vez por todas" de la violencia.

El secretario general del PSM, Tomás Gómez, ha pedido coger la declaración de alto el fuego de ETA "con muchísima reserva" porque la banda "ha demostrado en muchas ocasiones lo que son". "Vamos a tener prudencia con las declaraciones, vamos a ver si conocemos un poquito más de información y todo lo que venga de la banda ETA hay que cogerlo siempre con muchísima reserva porque ha demostrado en muchas ocasiones lo que son", ha afirmado a los medios tras presentar oficialmente su candidatura.

Partido Popular

El presidente del PP vasco, Antonio Basagoiti, ha afirmado que "no hace falta" una suspensión de las acciones violentas de ETA, sino que hay que acabar con la banda terrorista. Además, ha advertido de que esto puede ser una estrategia "para colarse" en las elecciones municipales y forales de 2011. En declaraciones a la cadena SER, Basagoiti ha manifestado que "ellos se pueden poner en tregua, pero el Estado no". "Esto tiene que ser una manera de reforzase en la única línea eficaz, que ETA pierda toda esperanza de lograr objetivos políticos", ha añadido.

El vicesecretario de comunicación del PP, Esteban González-Pons, ha subrayado también en la SER que "no hay que dar demasiadas alas a la declaración" porque hasta el momento todas las treguas similares de ETA han terminado "trágicamente y con muertos". "Nosotros lo único que consideraríamos revelante sería un abandono de las armas por parte de ERA y una condena de la violencia por parte de su entorno", ha indicado, para añadir que hasta entonces apoyan la política del Gobierno de "luchar hasta las últimas consecuencias y sin tregua" contra los terroristas.

El vicesecretario de Política Autonómica y Local del PP, Javier Arenas, ha afirmado que "el único comunicado que le interesa a la sociedad española es el del anuncio de la disolución de ETA y el abandono definitivo de las armas". "En el PP ya tenemos experiencias de altos el fuego y treguas por parte de ETA y todas han terminado siempre igual: muy mal para el conjunto de la sociedad española".

El eurodiputado del PP y ex ministro del Interior Jaime Mayor Oreja ha afirmado que el anuncio de ETA "no se entiende sin la participación del Gobierno español en un proceso de negociación que ha ocultado absolutamente durante meses".

PNV

El PNV ha lamentado que el contenido del comunicado "no es el que ETA debe a la sociedad vasca ni el que ésta esperaba", aunque ha subrayado que, "afortunadamente, no es de amenaza o reivindicativo de autoría de un atentado". A través de una nota de prensa, el partido liderado por Iñigo Urkullu ha hecho un breve análisis del anuncio de la organización terrorista que, según ha explicado, estudiará mañana con más profundidad la ejecutiva del partido en su reunión semanal en Bilbao.

EA

El secretario general de Eusko Alkartasuna, Pello Urizar, ha manifestado que el anuncio de ETA es "un primer paso que nos lleve a una situación de tregua indefinida y un resultado de paz". En una rueda de prensa en San Sebastián, Urizar ha indicado que ésta es una noticia "largamente esperada, que indiscutiblemente viene a aportar al cambio político en Euskal Herria". Según ha indicado, "es un escenario en el que los partidos debemos actuar más que nunca con responsabilidad" y ha añadido que la decisión de ETA "nos ratifica en el trabajo realizado hasta el momento" por lo que ha hecho un llamamiento a las fuerzas soberanistas a que se "unan a este esfuerzo".

Batasuna

Cuatro dirigentes de la ilegalizada Batasuna, Tasio Erkizia, Agurne Barroso, Txelui Moreno y Mariné Pueyo, han considerado la tregua como "una aportación de valor incuestionable" para lograr la paz e "instaurar un proceso democrático". Los representantes de la izquierda abertzale han asegurado que "se están abriendo ya las puertas a un escenario que permita la superación de la actual realidad de bloqueo, violencia, represión y conculcación de derechos democráticos y nacionales".

Izquierda Unida

El portavoz parlamentario de IU, Gaspar Llamazares, considera que "ETA se queda corta". "Es una medida positiva pero insuficiente. Es positivo que no haya violencia pero es totalmente insuficiente que solo declare una tregua, lo que se espera es el cese definitivo de la violencia, la entrega de las armas y que desaparezca de la vida española".

UPyD

La diputada de Unidad, Progreso y Democracia (UPD), Rosa Díez, ha asegurado que aunque el alto el fuego es "una buena noticia", hay que tomar el anuncio "con toda cautela" ya que, ha recordado, en el pasado la banda ha aprovechado esas ocasiones para rearmarse. La organización terrorista ETA ha anunciado hoy su decisión de "no llevar a cabo acciones armadas ofensivas" en una declaración en la que asegura que, "si el Gobierno de España tiene voluntad", está dispuesta a acordar "los mínimos democráticos necesarios para emprender el proceso democrático". Díez ha destacado la necesidad de no cometer el error de que "como ETA está en tregua, la democracia se tiene que poner en tregua", y ha dicho que hay que seguir utilizando el Estado de Derecho y deteniendo comandos.

UPN

Unión del Pueblo Navarro ha afirmado que, aunque la banda terrorista haya anunciado un cese de la violencia, el Gobierno "no debe parar" en la lucha policial porque "no hay nada que hablar" con los criminales y "muchos menos del futuro de Navarra". El diputado de UPN Carlos Salvador ha asegurado que el comunicado tiene "mucha palabrería para no decir lo que realmente tienen que hacer", que en su opinión es dejar las armas definitivamente. A su juicio, la tregua anunciada por los terroristas "resulta un poco hueca a estas alturas", en especial después de que el último alto el fuego de los terroristas, en 2006, y el inicio de una negociación con el Gobierno de Zapatero acabase en fracaso.

Gobierno de Navarra

El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, ha afirmado que el comunicado en el que ETA anuncia un nuevo alto el fuego es "una decepción y una nueva estratagema de ETA para comprometer el Gobierno de España" en una negociación. Sanz ha añadido en declaraciones a los periodistas durante la Fiesta de la Vendimia de Navarra que con este comunicado, en el que ETA no pone plazo a su alto el fuego pero dice que "hace meses" decidió no llevar a cabo "acciones armada ofensivas", ETA pretende "otra vez comprometer al Gobierno de España en un proceso de negociación que no puede ir mas que al lugar que ellos quieren y todo lo demás sería para ETA la excusa para reiniciar su actividad criminal".

Gobierno de Cantabria

El presidente de Cantabria, Miguel Angel Revilla, ha dicho que el alto el fuego "suena a música conocida", ha confiado en que el Gobierno "no caiga en la trampa" y ha abogado por "intensificar" la acción policial y judicial. "Los que ya tenemos edad y hemos vivido los últimos cuarenta años de esta banda de asesinos sabemos que esto no es más que una estrategia, que ya se ha repetido otras veces", ha afirmado Revilla. El jefe del Ejecutivo cántabro ha opinado que frente a ETA "no puede haber más" que la entrega de las armas, el sometimiento a la Justicia y "seguir" con las detenciones policiales.

Asociación de Víctimas del Terrorismo

La presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Angeles Pedraza, ha asegurado que las víctimas "no están dispuestas" a aceptar la tregua porque "no creen a asesinos". Pedraza ha recordado que el último alto al fuego "se saldó con dos muertos" en Barajas y que, por tanto, sólo asumirá un anuncio como éste "cuando abandonen definitivamente las armas y haya una disolución total de la banda". "Nosotros no creemos a los asesinos", ha aseverado la presidenta de la AVT, al tiempo que ha indicado que espera que Interior se ponga "cuanto antes" en contacto con esta asociación para que le informe sobre la veracidad del comunicado y las acciones que se van a llevar a cabo.

Aralar

Aralar ha considerado hoy que el comunicado en el que ETA anuncia un alto el fuego es una "noticia positiva e importante", aunque ha hecho un llamamiento a la organización terrorista para que declare el "cese unilateral y definitivo" de su actividad. Esta formación, escindida de la ilegalizada Batasuna, ha asegurado en un comunicado que la decisión de ETA supone un "paso importante para la pacificación que exige y que ha decidido la sociedad de Euskal Herria". Ha opinado, no obstante, que "en el camino de la pacificación y la normalización es necesario que se den todos los pasos que faltan" porque "Euskal Herria necesita y toda la ciudadanía reivindica una paz definitiva y sin vuelta atrás". Considera también necesario que "se abran las vías para el reconocimiento y reparación de las víctimas, los presos y todas las demás personas afectadas".

Ezker Batua-Berdeak

El coordinador general de Ezker Batua-Berdeak, Mikel Arana, considera que el comunicado de ETA "es positivo pero no el que le exige la sociedad vasca", por lo que le ha demandado a la banda "un mensaje claro y rotundo en el que anuncie el cese definitivo y sin condiciones de la violencia". Arana afirma en un comunicado que, "tras 40 años de violencia y después de las expectativas generadas en las últimas fechas entre la ciudadanía del inminente anuncio de una tregua, resulta insuficiente que ETA se limite a aclarar que lleva meses sin atentar".

Sindicato Unificado de Policía

El secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP), José Manuel Sánchez Fornet, ha considerado hoy que ETA, con su anuncio de alto el fuego, sólo intenta "ganar tiempo" para reorganizar una estructura "diezmada" y para permitir que Batasuna pueda regresar a las instituciones. Sánchez Fornet ha pedido al Gobierno que no cometa "el error" de pagar "un precio político por la paz" y ha recordado que los anuncios de ETA "no tienen ningún valor" a la vista de los antecedentes. El líder del SUP ha advertido además de que hay en marcha "4 ó 5" operaciones policiales contra ETA que, a su juicio, deben llevarse a cabo a pesar del anuncio de la banda. "Si no se completan estas operaciones de la Policía y la Guardia Civil lo denunciaremos, porque se estará dando un oxígeno a ETA", ha alertado.

UE

La presidencia del Parlamento Europeo ha recibido con prudencia el anuncio que, "de confirmarse", "sería una buena noticia porque esa región de Europa necesita verdaderamente paz y estabilidad". "Es una buena noticia que puede aportar algo más de paz y estabilidad, pero todavía queda mucho por hacer", ha dicho Inga Rosinska, portavoz del presidente del Parlamento Europeo, Jerzy Buzek.

Sinn Féin

El líder del Sinn Féin, Gerry Adams, ha manifestado su satisfacción por el anuncio y ha instado al Gobierno español a aprovechar esta oportunidad para abrir rápidamente "negociaciones políticas incluyentes".