Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los mossos cargan contra un grupo de 200 jóvenes que se manifestaba a favor de Laura Riera

Los agentes impiden un acto de homenaje a la colaboradora de ETA que ha salido de prisión tras cumplir pena de nueve años. -La calma volvió por la noche a las fiestas de Gràcia

Los Mossos d'Esquadra han cargado contra un grupo de 200 jóvenes que se manifestaba a favor de la colaboradora de ETA Laura Riera en el barrio de Gràcia de Barcelona.

El incidente se ha producido después de que los agentes impidieran la celebración de un homenaje a Riera, quien ha salido esta mañana a primera hora de la prisión de Wad-Ras, después de cumplir íntegramente la pena de nueve años establecida por la Audiencia Nacional.

La manifestación estaba a punto de cruzarse con un correfoc (desfile de fuego) infantil, cuando fue dispersada por los mossos, provocando carreras en Travessera de Gràcia. Los mossos aseguran que solo una persona permanece detenida, un activista que leía un comunicado en la plaza del Raspall, pero los organizadores insisten en que son cuatro los manifestantes que permanecen en dependencias policiales.

La manifestación se produjo después de que los mossos interrumpieran horas antes la celebración del acto que había sido prohibido el viernes por el juez de la Audiencia Pablo Ruz. Decenas de miembros de plataformas alternativas se reunieron en la pequeña plaza del Raspall del barrio de Gràcia, que fue acordonada por los mossos en sus cuatro accesos. Unas 15 unidades antidisturbios se desplegaron en el lugar. Una pancarta que portaban los activistas decía: "Para los derechos políticos y civiles, disolución de la Audiencia Nacional".

La tensión se elevó en el momento en que varios uniformados cerraron el micrófono a un activista que intentaba leer un comunicado de apoyo a la etarra en el que a la vez anunciaba que el acto quedaba desconvocado. Los mossos se han llevado al joven y a cinco activistas más que portaban la pancarta para ser identificados en una de las unidades policiales. Solo el portavoz fue detenido y a última hora de la noche permanecía declarando en comisaría, acusado de violar la prohibición judicial, informan los mossos. Su declaración se remitirá al juez de guardia de la Audiencia Nacional para determinar si debe ser acusado de enaltecimiento del terrorismo.

Los organizadores del acto aseguran que la intervención policial fue una provocación, puesto que las autoridades estaban informadas de que su objetivo era desconvocar el acto.

Rescat, uno de los grupos organizadores del acto de homenaje a Riera en Barcelona, ha colgado en su web que "nos habría gustado darle la bienvenida de forma colectiva", pero ante la situación, "en lugar de una sola bienvenida, Laura tendrá centenares de actos de afecto personales en cada calle de su ciudad o donde quiera, sin que ningún fascista pueda evitarlo".

Por la noche la tranquilidad había vuelto a las fiestas. En la plaza del Raspell se celebraron los conciertos programados por los vecinos de Gràcia y la presencia policial se redujo a los dispositivos habituales en celebraciones de esta clase.