Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La incómoda visita del presidente ruandés

De la Vega alaba la sensibilidad de Zapatero por no reunirse con Kagame.- La vicepresidenta señala el altísimo nivel y compromiso de los asistentes a la cumbre con los Objetivos del Milenio

Pocas visitas han generado en los últimos años una situación tan incómoda para el Gobierno como la que ha provocado la llegada a España del presidente de Ruanda, Paul Kagame. El presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, decidió a última hora de ayer cancelar su asistencia a una reunión prevista hoy en Madrid, a la que estaba también invitado el presidente del país africano, al que la Audiencia Nacional imputa los presuntos delitos de genocidio, crímenes de lesa humanidad, crímenes de guerra y asesinato.

La vicepresidenta primera, María Teresa de la Vega, ha alabado la sensibilidad de José Luis Rodríguez Zapatero al decidir no reunirse con Paul Kagame. La vicepresidenta ha explicado que fue el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, quien conformó una mesa de trabajo dirigida por Zapatero y Paul Kagame.

Ban Ki-moon, Kagame, líderes de otros países africanos y el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, participan en un hotel de Madrid en la reunión del Grupo de Impulso de los Objetivos del Milenio. Estaba previsto que la reunión se celebrase en La Moncloa, con Zapatero y Kagame al frente de la cumbre como copresidentes del grupo. Ante la presión de varias ONG y siete partidos políticos, el jefe del Ejecutivo español ha delegado en Moratinos.

"Realmente hay una situación gravísima en el mundo", ha recordado De la Vega para recalcar la importancia de los Objetivos del Milenio, "y tenemos que luchar contra la pobreza, el hambre y la desigualdad". La vicepresidenta ha señalado que a la reunión han acudido personalidades "de muy altísimo nivel, todas", comprometidas "claramente" con los Objetivos del Milenio.

Después de la polémica surgida por esa visita, el Ejecutivo se ha cuidado mucho de cada paso dado en relación con este asunto. Todos los miembros del Grupo de Impulsores de los Objetivos del Milenio han sido recibidos esta tarde en La Moncloa. Todos menos Kagame.

Ban Ki-moon calla

En declaraciones a la cadena SER, Ban Ki-moon ha explicado que propuso a Paul Kagame para copresidir, junto a Zapatero, la Cumbre de los Objetivos del Milenio de la ONU por los "grandes progresos" que ha hecho Ruanda en el logro de estos objetivos.

"Ruanda es uno de los pocos países en África que ha hecho progresos importantes en la reducción de la mortalidad maternal e infantil", ha argumentado el secretario general de la ONU, quien ha expresado su deseo de que muchos países africanos sigan el ejemplo de Ruanda.

Banderas, contra la pobreza

El presidente ruandés, Paul Kagame, junto al actor español Antonio Banderas.
El presidente ruandés, Paul Kagame, junto al actor español Antonio Banderas. AFP

Uno de los participantes en la reunión contra la pobreza ha partidipado el actor Antonio Banderas. Ante Kagame, el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, y el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, Banderas

ha defendido que no se preste atención a los motivos "personales" por los que uno se compromete a luchar contra la pobreza, ya sean religiosos, altruistas o "para lavar su imagen". "Ojalá hubiese no sólo personas físicas, sino instituciones y empresas de todo el mundo que quisiesen potenciar su imagen pública e incluso sacudirse un cierto complejo de culpabilidad a través de estas acciones", ha señalado el actor.

Más información