Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos exigen cambios o habrá huelga general

CC OO y UGT aseguran que el texto presentado este viernes por el Gobierno sirve "para despedir más y más barato"

Los sindicatos amenazan con huelga general. Tras reunirse anoche con responsables de Trabajo tras conocer el boceto de reforma laboral que el Gobierno convertirá el próximo miércoles en proyecto legal, UGT y CC OO aseguraron que lanzarán la convocatoria si el Ejecutivo no rectifica. El texto "lesiona los derechos de los trabajadores", ha advertido el secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer. En la misma línea se ha expresado su homólogo de CC OO, Ramón Górriz: "Sirve para despedir más y más barato, para convertir el tema de la intermediación en un negocio y abre la negociación colectiva en canal". Con estas premisas, la conclusión es clara: o cambia la redacción del decreto definitivo o habrá huelga general.

Para Ferrer, "el texto no hay por donde cogerlo. Favorece claramente los intereses de la patronal". En su opinión, las medidas contra la temporalidad son puro maquillaje. Nada para impulsar el contrato fijo discontinuo y el aumento de la indemnización de los temporales no llega hasta 2014. "Las medidas de flexibilidad interna consagran la unilateralidad empresarial", explica. Para rematar, Ferrer apunta que varias de los aspectos que propone el Gobierno, como la subvención a despidos por el Fondo de Garantía Salarial, podrían ser inconstitucionales.

Górriz, por su parte, cree que el texto del Ejecutivo "aumenta el poder discrecional de los empresarios" y deja fuera muchas de las propuestas que los sindicatos hicieron en la mesa de negociación. "Se ha desviado mucho", afirma. Uno de los puntos en los que Górriz fija su enojo es en la apertura de la intermediación en el mercado laboral a las agencias privadas de colocación. "Se pretende aprovechar la situación de crisis para aumentar el negocio. Y no dice nada de reforzar los servicios públicos de empleo", señala.

Tanto Ferrer como Górriz opinan que con el aumento del poder empresaria que, en su opinión, se produce "no se tapona la hemorragia del desempleo". "Se despedirá más y más barato", defienden.

En la reunión que los sindicatos tuvieron con Trabajo, el encargado del Gobierno para el diálogo social, Alfonso Morón, les advirtió de que ya no les entregarían más textos hasta que el 16 de junio el Consejo de Ministros aprobara el decreto. También les dijo que la cita no era para negociar nada, sino para informarles y aclarar dudas. Así que los cambios que ahora puedan hacerse en el borrador del decreto llegarán por la negociación con los grupos parlamentarios.

Horas antes, el presidente de la patronal, antes de conocer el texto, había vaticinado que si se penaliza la contratación temporal aumentará más el paro. Díaz Ferrán, en una rueda de prensa para presentar la Declaración de Madrid suscrita por la asociación europea de patronales Business Europe, incidió en su apuesta por incentivar el contrato indefinido pero con despido más barato.

El presidente de la patronal evitó valorar la propuesta de reforma del Gobierno pero explicó por qué fracasó el diálogo social en la madrugada del jueves. La reforma propuesta "no era suficientemente profunda" a juicio de la patronal.